Pasar al contenido principal

La DGT recuerda por qué no debes viajar con los pies en el salpicadero

Pies en el salpicadero
RACE

Puede parecer cómodo pero la realidad es que resulta peligroso. La DGT recuerda por qué no debes viajar con los pies en el salpicadero. Lo hace a través de su cuenta oficial de Twitter.

La imagen sorprende a pocos conductores que la han visto en más de una ocasión: un coche circular por autovía o autopista y el copiloto duerme, lee o consulta el móvil con las piernas extendidas y los pies apoyados en el salpicadero.

En la descripción que acabamos de dar hay un error. No comete infracción alguna por leer, dormir o mirar el móvil (el acompañante puede hacerlo sin temor a que le sancionen con la pérdida de seis puntos del permiso de conducir como sucederá con el conductor cuando entre en vigor la nueva Ley de Tráfico); pero sí está poniendo en peligro su integridad física.

Por qué no debes poner los pies en el salpicadero

A veces los kilómetros pesan y a los ocupantes del vehículo se les hace cuesta arriba pasar tiempo en su interior sin apenas movilidad. Esta es una de las razones por las que la DGT recomienda hacer paradas cada dos horas: a partir de ese momento, aunque el conductor no se de cuenta, la fatiga hace que pierda concentración y aumenta el riesgo de accidente.

Desde su cuenta de Twitter, los responsables de la DGT recuerdan que poner los pies en el salpicadero es peligroso por varias razones:

Lo que, a priori, puede parecer cómodo supone un riesgo para el ocupante del asiento del copiloto porque resta eficacia al cinturón de seguridad. Para apoyar los pies en el salpicadero, es necesario separar ligeramente la espalda del asiento con lo se rompen las normas básicas de colocación del cinturón.

La consecuencia es que, en caso de choque, el conductor puede sufrir lo que los expertos de Tráfico llaman efecto submarino: que el cuerpo se deslice por debajo de las cintas del cinturón.

Hay una tercera razón: si como resultado del impacto salta el airbag, la explosión de la bolsa de aire impactará de forma directa contra los pies y las piernas, lo que podría causar serias lesiones en ambas partes del cuerpo.

Etiquetas:

DGT

Y además

Buscador de coches