Pasar al contenido principal

Jenson Button nos habla de sus coches fuera de los circuitos

Menuda colección de bugas que ha conducido en su vida

Imagen de perfil de Javier Prieto
Los coches de Button fuera de los circuitos

Gracias a los compis ingleses de Top Gear, te traemos los coches que Jenson Button ha disfrutado fuera de los circuitos. Y la verdad es que el catálogo del Campeón del Mundo de  Fórmula 1 2009 es extenso y molón. Vamos al lío.

 

Primeras 'joyas'

Jenson Button nos cuenta que "realmente el primer automóvil que conduje, además de los karts a partir de los ocho años, y el Ford Fórmula, fue el 'Jeep' Suzuki, el modelo cuadradote. Mi padre me dejó conducirlo en el campo que había al otro lado de mi casa, donde me ponía casi a 70 km/h". Toda una hazaña para un chaval de esa edad.

Tuvo que esperar hasta cumplir las 17 primaveras para tener su propio coche. Se trataba de un Vauxhall Cavalier 2.0 litros 8V del 90 con 145.000 km y de color azul oscuro. Se gastó 2.000 libras que había ganado en el karting, aunque para hacerlo más racing posteriormente le montó unas ruedas de 17 pulgadas y una suspensión de Sachs.  Más tarde, y tras vencer en Campeonato de Fórmula Ford, disfrutó por la patilla de un Kuga y un Renault Sport Megane 2.0 Coupé. Es lo que tiene ser un ganador nato. Ahí se cierra un primer capítulo de los coches que Jenson Button fuera de los circuitos.

 

Deportivos

Cuando llegó a la F1 con 19 años, adquirió un Ferrari 355 GTS. "Era amarillo y de segunda mano. Recuerdo que fui a ver el automóvil al concesionario y no me permitieron probar el motor porque no tenía la edad suficiente para el seguro. Así que tuve que sentarme en el asiento del pasajero y sentirlo desde ahí. Puse el dinero, hice el papeleo y luego lo llevé a casa. Todavía lo tengo. Solía recorrer con él la Costa Azul, lo que me trae muchos recuerdos. Definitivamente lo mantendré para siempre, su motor emite una música (sonido) increíble". 

Siguiendo con los caprichos de Maranello, nos habla de su F40. El flechazo fue inmediato, aunque recuerda que entonces el precio era solo de 160.000, mientras que ahora roza el millón. No obstante, solo lo mantuvo dos semanas porque no se hizo a él. "El problema fue que se sentía como un vehículo de carrera, pero no era un  automóvil de carrera. Entonces, ¿qué era exactamente? Realmente debería haberme quedado con él porque valdría una fortuna ahora".

"Después de eso coches, realmente fui a los superdeportivos. Pasé por una fase de amar el Bugatti Veyron, que tuve durante un par de meses. Lo disfruté, pero el seguro y el mantenimiento eran muy caros. Simplemente dañar un neumático suponía 5.000 libras. Me pasé todo el tiempo preocupado con esos posibles gastos y lo vendí". Esos son los (deportivos) coches que Jenson Button fuera de los circuitos.

 

Autocaravanas

"Luego pasé por una fase de autocaravanas Vee-dub. Sí, compré dos camionetas, una para el Reino Unido y otra para Mónaco. Una de ellas estaba pintada como una furgoneta de Coca-Cola. Tenía el motor original de 1.2 litros, que sustituí por un VW 2.0 litros y 200 caballos. Además la monté una suspensión y unas ruedas Fuchs. Me encantó ese automóvil que usé para triatlones. Empleado en obras benéficas es un automóvil especial para mí, por lo que no pude deshacerme de él, aunque no lo haya conducido ni visto durante diez años".

Buenos estos son los coches de Jenson Button en su vida diaria. No obstante, bajo estas líneas tenemos algunos otros. No te pierdas el post.

 

Lecturas recomendadas