El Lada-Porsche 2103. Has leído bien

Si te gustan las historias curiosas… Ésta te va a encantar.

Lada-Porsche 2103 (I)

El Lada-Porsche 2103 -las preparaciones de coches hacen extraños compañeros de cama- es una pieza única que cualquier petrolhead querría en su garaje (bueno, nosotros sí). Básicamente, bajo la carrocería de este vehículo, explican en motor1.com, hay un 2103 normal, un modelo basado en el Fiat 124, como los Lada Classic. Eso significa que cuenta con un motor central que envía su potencia a las ruedas traseras mediante una caja de cambios manual. Lo que tiene de especial es que sólo existe una unidad en el mundo y se encuentra en la casa de un antiguo empleado de Porsche.

Es complicado saber cuándo o dónde fue construido. Lo más probable es que fuera entregado a los ingenieros y diseñadores que trabajaban en las instalaciones de la marca germana en Sttutgart; ellos se ocuparon del problema de recirculación de los gases y de añadir algunos toques de aluminio para rebajar el peso de la mecánica.

Ahora, un poco de historia. En 1975, el presidente de Porsche, Ernst Fuhrmann, se reunió con el ministro de Industria Automotriz soviético, Viktor Polyakov. Llegaron a un acuerdo de tres años, valorado en medio millón de marcos alemanes de la época, por el que la compañía germana asumía la tarea de ayudar a Lada con el diseño de sus vehículos (¿en tres años? Fueron muy optimistas, nos tememos…).

Fotos: los 7 Porsche más feos de la historia

El primer –y, como se vio después, fallido- resultado de este pacto fue el Lada-Porsche 2103, una versión remozada del modelo, que conservaba sus elementos principales. Sus formas no habían cambiado, pero los alemanes habían puesto paragolpes de plástico del color de la carrocería y una parrilla. Además, habían eliminado los detalles exteriores cromados, excepto los tapacubos y los tiradores de las puertas.

Otras mejoras de los germanos incluían una suspensión revisada y un interior completamente rediseñado: el salpicadero y el cuadro de mandos eran nuevos, el volante estaba inspirado en el del Porsche 929, los mandos de la calefacción se habían modificado y presentaba asientos de cuero.

Lada-Porsche 2103 (II)

Pero los rusos rechazaron la propuesta, principalmente, porque estaban trabajando en su propio proyecto para renovar el 2103: un par de meses más tarde, debutó bajo el nombre de Lada 2106. Ohhhhh. Habría sido bonito que el acuerdo perdurase.

Vídeo: otra preparación de coches, un Lada con orugas de tanque

Lecturas recomendadas