Pasar al contenido principal

Este Mercedes CLK GTR se podría vender por 10 millones

Mercedes-Benz CLK GTR
Foto: Gooding & Company/Josh Hway
Gooding & Company/Josh Hway

¿Alguien tiene suelto?

En muchas ocasiones hemos hablado de coches interesantes que aparecen en subastas de todo el mundo, pero esta vez se trata de palabras mayores. Lo que estáis viendo es un impresionante Mercedes-Benz CLK GTR en todo su esplendor y es muy probable que se venda por unos cuantos millones de euros próximamente.

Nacido en 1997, se trata de uno de los coches más especiales de la marca alemana. Se fabricó con motivo de la normativa el Campeonato FIA GT, que exigía que se debían fabricar al menos 25 unidades de carretera de la variante de carreras para poder participar. Así, en solo 128 días se hizo realidad este deportivo, a partir de diseños inicialmente hechos a mano.

Y el resultado de esta colaboración de Mercedes-Benz y AMG fue muy bueno, casi tanto como el de la variante de competición. En el campeonato de 1997, aquel CLK ganó 6 de las 11 rondas del campeonato en la competición y terminó como vencedor. Pero la cosa no quedó ahí, ya que en 1998 recibió algunas mejoras y terminó ganando todas y cada una de las carreras.

Por lo tanto, está claro que la historia tras este modelo deja claro que es un fuera de serie. De las 25 unidades de carretera fabricadas, 5 tenían carrocería roadster y los demás eran coupé. Este es el número 9 y bajo el capó monta el habitual motor V12 de 6.9 litros que rinde unos 608 CV. Así, pasa de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos -cifra que era más llamativa en su momento- y es capaz de alcanzar los 344 km/h de velocidad máxima.

Por fuera y en el aspecto mecánico, se trata de un coche espectacular, pero no olvidemos que es un modelo de calle. El interior del Mercedes CLK GTR es más comedido y, aunque denota un cierto aire de competición, cuenta con muchos elementos de los Mercedes de la época. Encontramos un volante con la inscripción de AMG discreto, sobrio, como el resto del habitáculo. Asimismo, vemos un cuadro de instrumentos analógico, no demasiados lujos en la consola central y un claro aire noventero en general.

Casi con el rodaje

Como es habitual en este tipo de coches, no podemos esperar un gran desgaste porque no ha recorrido muchos kilómetros -¿quién se dedicaría a hacer viajes en un coche así?-. Su primer dueño lo adquirió en 1997 y lo vendió en 2018 al actual, con solo 1.442 km recorridos. Por supuesto, el coche incluye los manuales originales, gato para cambiar las ruedas y bloques de madera para cuando se utilicen los gatos hidráulicos.

Más pronto que tarde, este CLK GTR tendrá un nuevo dueño, aunque tendrá que desembolsar una gran cantidad de dinero. Según Gooding & Co, que realiza la subasta, es probable que el precio se sitúe entre los 8 y los 10 millones de dólares. ¿Es un precio muy alto? Puede, pero este es un deportivo muy especial. Lástima que no tenga etiqueta medioambiental, que si no, me lo pensaría...

Y además

Buscador de coches