Pasar al contenido principal

¿Merece la pena comprar un coche diésel de aquí a final de año?

¿Y por qué no? ¡Presta un poco de atención y acertarás!

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
¿Qué ciudades españolas prohibirán el diésel?

Si no sabes si merece la pena comprar un coche diésel de aquí a final de año, es necesario que tengas en cuenta algunos factores para poder encontrar respuesta a tus dudas. Por nuestra parte, hemos elaborado este informe con algunos puntos claves que quizá te pueden ayudar a decidir.

Lo primero que debes tener en cuenta es qué coche diésel quieres comprar. Como es lógico, no será lo mismo que intentes comprar un diésel de segunda mano -ni que decir si es anterior a 2006- o uno de los coches nuevos que se animan todavía a incorporar este tipo de combustible en su gama. 

VÍDEO: Estos coches son mejores en gasolina que en diésel

No te pierdas: ¿Qué hago con mi coche diésel?

Porque los nuevos motores Euro 6 emiten la misma cantidad de partículas que un gasolina, pero menos CO2 por ser más eficientes y consumir menos carburante, así que lo más importante es que entre tus planes esté hacerte con uno de los coches que incluya motores diésel limpios, que los hay. 

Por ponerte un ejemplo, el nuevo Mazda CX-3 está disponible con un motor SKYACTIV-D que cumple la normativa Euro 6d que entrará en vigor en 2020; esta, promete igualar las emisiones contaminantes de los diésel a las de los coches eléctricos, por lo que no debería haber ningún inconveniente de cara a las futuras restricciones de circulación en las ciudades. 

 

 

Comprar un coche diésel: ¿son todo problemas?

Llegados a este punto, hay que hacer varios matices. El primero de ellos, está relacionado con la etiqueta DGT. Si vives en una gran ciudad como Madrid, por ejemplo, y dudas entre comprarte un coche diésel o uno híbrido, híbrido enchufable o eléctrico para burlar las nuevas normas de circulación en el centro de las ciudades, igual deberías optar por alguna de las nuevas formas de movilidad.

Y es que solo podrán ingresar en la zona APR de Madrid vehículos con la etiqueta Cero o ECO (o residentes empadronados, por ejemplo). Si tu coche diésel tiene la etiqueta C, es decir, es Euro 6 o está matriculado después de 2014, tendrás que hacer frente a las mismas restricciones que los gasolina de después de 2006 que cumplan con la Euro 4, 5 y 6, así que esto no debería condicionarte demasiado.

 

Comprar un coche diésel: ¿y su precio?

Hace un tiempo te contábamos que las mejores ofertas de coches tendrían lugar en agosto de 2018, pues los fabricantes querían vender el stock de aquellos vehículos que superaban los límites de consumo y emisiones establecidos por la nueva normativa WLTP. 

Te interesa: ¿Han sido las ventas en agosto por el WLTP un despropósito?

Hasta el 31 de diciembre, las marcas de coches pueden todavía sacar un 10% de las ventas totales de cada marca de vehículos que no hayan pasado por el aro del ciclo WLTP, así que es probable que todavía encuentres descuentos interesantes que te animen a comprar un coche diésel.

 

VÍDEO: Te explicamos cómo funciona el WLTP

 

Si sigues pensando que el impuesto al diésel va a hacer que te sangren los dedos de rascarte el bolsillo cuando tengas que ir a repostar, llega el momento de hacer otra aclaración. 

Y es que la subida en el precio del carburante surge con el objetivo de igualar las diferencias entre motores gasolina y gasóleo y no es una especie de castigo divino por haber elegido un diésel; así que no, no te afectará más.

 

Comprar un coche diésel: ¿sí o no?

Tras analizar estos factores, te habrás dado cuenta de que el coche diésel -siempre y cuando sea nuevo y cumpla unos determinados requisitos- no tendría que traerte demasiados quebraderos de cabeza. 

Por eso, si eres de los que confía en la resistencia de los motores diésel y vas a hacer muchos kilómetros con él en carretera, infórmate y dale una oportunidad. 
 

Lecturas recomendadas