Pasar al contenido principal

El nuevo motor Mercedes lo fabricará Renault en Valladolid

¡Y lo encontrarás en varios coches alrededor del mundo!

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Motor Renault Mercedes  1.3 TCe

Seguro que poco a poco te vas acostumbrando a noticias como esta: dentro de poco habrá un nuevo motor Mercedes y lo fabricará Renault en Valladolid. Ya sabemos que la marca francesa trabaja desde hace tiempo con Daimler para llevar a cabo un desarrollo conjunto entre ambas compañías. 

En esta ocasión, el nuevo motor Renault-Mercedes será el 1.3 TCe de gasolina, para el que se han necesitado “más de 40.000 horas de ensayos y simulaciones”, tal y como apunta Philippe Brunet, vicepresidente de motores térmicos y eléctricos de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, en declaraciones que recoge El Mundo. 

No te pierdas: Cinco motores de cuatro cilindros para querer el 'downsizing'

Este propulsor se producirá también en la factoría que tiene Nissan en Reino Unido, en la de  Dongfeng (China), en la sociedad conjunta entre Daimler y el fabricante chino BAIC en Pekín (China) y en la planta de Daimler en Kölleda (Alemania).

¿Malas noticias? No, no nos cansamos de repetirlo. Ya te lo contamos cuando hablamos de los motores Renault del nuevo Mercedes Clase A 2018 e insistimos en ello. 

Este nuevo motor podrás encontrarlo en todo el mundo, pues los coches que lo incorporen se venderán en Europa, Brasil, China, Japón y Corea del Sur. Más adelante se espera incluso que lleguen a África, Oriente Próximo e India. 

 

Nuevo motor Mercedes-Renault: ¿dónde le veremos?

El motor 1.3 Energy TCe servirá para mover, según previsiones de Renault, un millón de vehículos al año, entre ellos varios coches compactos ‘premium’ de Mercedes y otros del segmento B, C y D; aquí dos ejemplos: el Renault Scénic y el Renault Grand Scénic.

Estará disponible con tres potencias diferentes -115, 140 y 160 CV- y podrá asociarse con una transmisión manual de seis velocidades o como novedad, con una automática de doble embrague EDC de siete relaciones en el Scénic. 

 

 

Otro de los cambios de este propulsor está relacionado con el par motor, que en la versión de 115 CV aumenta 30 Nm en comparación con el propulsor 1.2 TCe; el de 140 CV es 10 CV más potente y 30 Nm más y también mejoran las emisiones de dióxido de carbono (CO2), que serán un 5,5% inferiores en el Scénic y un 8% en el Grand Scénic.

De esta forma, no excederán los 125 gramos por kilómetro, algo que se ajusta más a la nueva normativa de consumo y emisiones que tendrán que cumplir los coches nuevos
 

Lecturas recomendadas