Pasar al contenido principal

Las ruedas inteligentes de Continental cambian su pisada. ¡Síguelas si puedes!

No habrá dos huellas igual: discretas... y seguras.

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Continental Concept -ContiSense y ContiAdapat

Si estos días estás saturado con los coches nuevos y las novedades del Salón de Frankfurt 2017, las ruedas inteligentes de Continental que cambian su huella en función del tiempo y de la vía te ayudarán a despejar la mente, porque aunque también son novedad plantean algo tan futurista como útil. 

Es cierto que los neumáticos de Continental son solamente prototipos, pero su planteamiento ayudaría a un mayor agarre sobre mojado, una menor resistencia a la rodadura y por tanto, mejorarían entre otras cosas, la seguridad. Para ello, han sido fabricadas con un tipo de goma ‘eléctricamente conductiva’ que puede cambiar la presión del neumático y su forma para ajustarse a las condiciones de la carretera. 

 

¡Evita sustos! Revisa tus neumáticos antes de viajar, anda... 

 

Si hablamos de las ruedas de Continental que cambian de forma, tenemos que hablar de dos concepts; el primero de ellos se llama ContiSense y utiliza sensores que miden la profundidad, la temperatura y el daño del neumático, enviando señales de alerta si algo va mal. No serán baratos, pero interesa invertir en neumáticos, recuerda.

Esta tecnología puede ser de gran ayuda, por ejemplo, para un ‘track day’, pues lo mismo te informa de un pinchazo como de sobrecalentamiento o pérdidas de presión para no dañar la goma. Los sensores están hechos de goma también, pero pueden de manera inalámbrica enviar señales eléctricas al ‘cerebro del coche’ -sí, los coches tienen cerebro… como las (mayoría) personas- y a su vez, a un smartphone. 

No te pierdas: Los neumáticos que se 'autorreparan' ya son una realidad

El segundo neumático inteligente de Continental es ContiAdapt, que combina microcompresores integrados en la rueda con una banda de rodadura de anchura variable. El sistema puede cambiar su tamaño en función de las condiciones de la carretera, con cuatro configuraciones predeterminadas: húmedo, desigual, resbaladizo y estándar. 

En carreteras lisas y secas, la presión subiría y la superficie se reduciría para una menor resistencia a la rodadura. Lo contrario ocurriría en superficies deslizantes, con la presión de los neumáticos a menos de un bar, por ejemplo, para lugares como la nieve. ¡Ah! Por supuesto, las ruedas inteligentes de Continental incorporarían también las tecnologías ContiSeal, para el sellado automático de pinchazos, y ContiSilence, para reducir el sonido de rodadura. El futuro se pone interesante…

 

Lecturas recomendadas