¿Sabes cuál fue el primer Dacia de la historia?

El mítico Dacia 1100 (Foto: Dacia)

Gustavo López Sirvent

Era idéntico al Renault 8, que se lanzó en Francia en 1962

Dacia está entre las marcas más vendidas en Europa gracias a sus modelos asequibles para todos los bolsillos y al rendimiento y equipamiento de sus vehículos. Pero para saber hacia dónde va hay que saber de dónde viene. Sus inicios se remontan a finales de los años 60, pero ¿sabes cuál fue el primer modelo que fabricó esta compañía?

Los orígenes de esta firma se remontan al año 1966, cuando la compañía, propiedad del estado rumano, construye una fábrica de automóviles en Pitesti. Dos años después, la marca firma un acuerdo de cooperación con Renault y comienza la fabricación de varios modelos bajo la patente gala.

Pero tras el mecenazgo inicial de la marca del rombo (que regresaría años más tarde), la sociedad rumana tuvo cierta independencia al fabricar su primer coche: el Dacia 1100, que era un pequeño sedán de motor trasero, que se fabricó desde 1968 hasta 1972. Salvo algunos detalles, es idéntico al Renault 8, lanzado en 1962 en el mercado francés.

El 3 de agosto de 1968 salió el primer 1100 de la línea de producción de la Uzina de Autoturisme Pitești (UAP, el primer nombre de la marca, que casualmente aparece en la parte delantera del coche) y se ofreció al presidente Ceauşescu, quien inauguró la fábrica pocos días después. Esta fábrica era una planta de montaje, ya que todas las piezas se importaban desde Francia en régimen de CKD. 

El Dacia 1100 se comercializó en cinco colores: verde, rojo, crema, gris y alabastro. Su mecánica estaba compuesta por un bloque de 1.108 cc que llegaba con la vitola de tener buena fama y mejor rendimiento en Renault. Desarrollaba 46 CV a 4.600 rpm con los que alcanzaba los 134 km/h y se ponía de 0 a 100 en 22,4 segundos.

Este vehículo contó con una versión "S" con aspecto racing que se corresponde con el acabado TS del modelo francés. Tenía un propulsor que ofrecía 65 CV y un frontal de cuatro faros. Las aproximadamente 100 unidades fabricadas pasaron únicamente a manos del personal del Gobierno (también formaron parte del Cuerpo de Policía) y a competiciones deportivas.

En sus cuatro años de vida se fabricaron un total de 44.000 unidades. Al dejarse de comercializar, el sucesor del Dacia 1100 fue el 1300, también conocido como Dacia Denem, que tuvo versiones familiar, sedán y pick up (la 1302). Tras este lanzamiento llegaría el final de la asociación con Renault, que posteriormente se retomaría. 

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Historia del Motorcoches clásicos