Pasar al contenido principal

Suzuki XBEE pasa a producción: ¿podría sobrevivir en Europa?

Apenas mide 3,76 metros de largo y su diseño poco se diferencia de una caja de zapatos. ¿Te lo comprarías?

utilitario japones japon coches urbano raro

No se puede negar que el Suzuki XBEE es un coche gracioso y tampoco tengo ninguna duda que sorprendería mucho que se convirtiese en uno de los coches de 2018 presentes en nuestro país. Es un concepto que en el viejo continente es algo extraño, no te digo nada en EEUU: dimensiones extremadamente compactas y un habitáculo que busca sacar espacio hasta donde no lo hay. ¿Te lo comprarías? ¿Crees que casaría con los nuevos Suzuki que se están lanzando en Europa? 

Igual que no se puede negar que el Suzuki XBEE es simpático, también se puede negar que un coche así tendría una vida complicada aquí. ¿Recuerdas el Nissan Cube? Un buen ejemplo de coche japonés vendido en España. ¿El resultado? Un rotundo fracaso, comprado únicamente por cuatro frikis con una clara voluntad de ser diferentes, de ser únicos.

 

 

El Suzuki XBEE sería algo parecido, pero la verdad es que este pequeño tiene cosas chulas: es inteligente cómo en un tamaño tan pequeño consiguen una buena habitabilidad. También es destacable la carga tecnológica que monta: frenada automática en ciudad, aviso pre-colisión, cámara de visión trasera y un generoso equipamiento tecnológico en el interior, como por ejemplo una pantalla táctil de siete pulgadas que aglutina el sistema multimedia del coche: poco tiene que envidiar en este apartado a otros urbanos europeos como el Smart o el Renault Twingo.

El interior es simple, bastante minimalista y acorde con las necesidades de movilidad urbanas en urbes súper pobladas como Tokio. Cuenta con numerosos huecos portaobjetos y soluciones inteligentes para facilitar la vida a bordo. En el apartado mecánico también es destacable su motor 1.0 Boosterjet de 100 CV con turbo y sistema micro híbrido, asociado a una caja de cambios automática de seis velocidades. El Suzuki XBEE se asienta sobre la plataforma HEARTECT y podrá montar, de manera opcional, tracción integral a las cuatro ruedas, que incluye también el sistema Grip Control para arrancadas sobre superficies deslizantes y el control de descenso, que mantiene la velocidad del coche en 7 km/h en bajadas pronunciadas. 

 

 

 

Así pues, Suzuki se ha sacado de la manga un pequeño coche urbano, enfocado a la practicidad urbana del día a día, aprovechando al máximo el espacio interior en un frasco pequeño, con un motor muy moderno y con la posibilidad de contar con tracción a las cuatro ruedas. ¿Sería una idea factible en España? La idea es buena, queda por ver si finalmente se merecerá estar en nuestra lista de los coches más feos, ¡Ay esas ruedas tan pequeñitas!


 

Lecturas recomendadas