Pasar al contenido principal

Las últimas 'cazadas' de la DGT: ¡niños sin sillitas! y conductores sin cinturón

Los hay que no aprenden. A estas alturas de la película todavía existen irresponsables que circulan sin el cinturón de seguridad o comprometiendo la vida de los más peques.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Cazadas de la DGT

Los resultados de la campaña de vigilancia intensiva del uso del cinturon realizada por la Dirección General de Tráfico del 12 al 18 marzo, no pueden ser más preocupantes ni... ca-bre-an-tes. 

Durante esos siete días se han controlado 424.266 vehículos, detectándose 2.470 infracciones en las que los ocupantes adultos no hicieron uso de los sistemas de retención o-bli-ga-to-rios. Y lo peor de todo , a esa cifra se suman 161 menores! que viajan sin los dispositivos de retención reglamentarios. ¿En qué estaban pensado los cenutrios (adultos) y supuestamente responsables que acompañaban a los pipiolos?

 

Por si estos datos no fueran lo suficientemente malos, el 77% de las 'negligencias' detectadas se han cometido en carreteras secundarias, escenario de 8 de cada 10 muertes en nuestro país. Las imágenes de las pilladas, grabadas desde el helicóptero Pegasus de la DGT, ponen los pelos como escarpias. Niños sentados en las piernas de un adulto, conductores consultando una agenda o el puñetero móvil, etc. Se trata de un ilustrativo documento audiovisual que muestra (casi) todo lo que no se debe hacer en un vehículo.

 

 

Para que nadie esgrima la excusa del desconocimiento de la Ley, que por otro lado, jamás exime de su cumplimiento, aquí van un par de aclaraciones sobre los peques en los automóviles:

Los niños que viajen en un coche con una estatura igual o inferior a 135 cm deberán llevar los sistemas de retención autorizados que se adecuen a su talla y peso. Además, tienen que ir sentados necesariamente en las plazas traseras.

 

 

Las excepciones a esta norma son cuando:

1.   El coche carezca de plazas posteriores.

2.   Los asientos traseros ya estén ocupados por otros menores.

3.   No se puedan instalar los sistemas de retención en los asientos posteriores.

A ver si ha quedado claro, solo en estos tres supuestos el niño podrá viajar delante con el adecuado sistema de retención. ¿Lo pillas?  Mucho cuidado a todos los que os pongáis al volante en estas vacaciones de Pascua.

Lecturas recomendadas