Pasar al contenido principal

¿Verdad o mentira? ¿Consume menos un híbrido que un diésel?

Atención...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Motor Lexus híbrido

Aunque se trata de un tema bastante actual, lo cierto es que pocas personas tienen clara una respuesta: ¿consume menos un híbrido que un diésel? Probablemente tu cuñado siempre te recomiende la segunda opción, pero... ¿puede realmente merecer la pena comprar algo más moderno? 

¿Comprar diésel o gasolina? ¡Que empiece el debate!

Vale, quizá estés un poco harto o harta de oír hablar sobre ello, pero las restricciones medioambientales pronto decantarán la balanza a la hora de comprar coche. Si crees que exageramos es porque quizá todavía no sabes que en Madrid no podrán circular los coches antiguos en 2025... o que Francia tiene pensado prohibir la venta de modelos de combustión para 2040. Como puedes comprobar, la cosa se empieza a poner seria y es momento de analizar cuál es la mejor opción para ti. Y el perenne olor a gasóleo en tus manos tras acudir a la estación de servicio quizá no merezca la pena al ver la evolución de sus alternativas. 

Estoy contigo en que hay que fiarse muy poco -o nada, en realidad- de las cifras de eficiencia de las que presumen los fabricantes en los anuncios de sus vehículos. Tras el escándalo del diéselgate -por el que Volkswagen recomprará todos los 3.0 TDI trucados en Estados Unidos- muchas conciencias se han removido... y muchos fabricantes acelerado el proceso del cambio. ¿Es cierto que los híbridos consumen menos que un diésel? ¿Ha dejado de ser el combustible más odiado por los petrolhead una alternativa razonable? Veámoslo. 

Para resolver esta cuestión no acudiré a las cifras de consumo oficial de las marcas porque, como ya he dicho, no son demasiado fiables. Lo que sí es común a todas ellas es que las variantes híbridas de todos los modelos arrojan mejores resultados que las movidas a base de gasóleo -date una vuelta por nuestra sección de Coches nuevos para comprobarlo por tu cuenta-. Pero... ¿realmente pueden conseguirse esos resultados en el mundo real? La respuesta es tan corta como gallega: depende. ¿Cómo te has quedado? Deja de mirarme así, que era una broma... 

Si realmente estás barajando distintas posibilidades a la hora de hacerte con tu nuevo cepo la mejor recomendación que puedo darte es, como siempre, analizar muy bien el uso que tienes previsto darle. De nada te servirá un modelo híbrido si a diario haces 300 kilómetros por autopista -y eres familia del tipo que recorrió un millón de millas con su Porsche 356- o un diésel si tus desplazamientos rutinarios consisten en llevar a los niños al colegio, ir a comprar el pan y volver a casa sin hacer más de 5 kilómetros en total. Por eso la primera premisa vuelve a ser la más sencilla y a la vez difícil de todas en un mercado que aboga tanto por que nos lancemos a comprar caprichos: un poco de cordura. 

 

 

Te interesa: todos los coches híbridos que puedes comprar ahora mismo

A la hora de valorar la compra de un híbrido en comparación con un modelo diésel también influye el tipo de vehículo y motor que estemos comprando. Un Toyota Yaris 2017 puede ser un verdadero aliado en la ciudad... pero un auténtico pozo sin fondo en un viaje largo por autopista. Y ojo, que no estoy diciendo que sea un mal coche: un bloque 1,5 de gasolina y atmosférico da para lo que da... y en este caso no está pensado precisamente para subir de Madrid a Irún a cruceros altos sin que termines con un gran dolor en la cartera. Y en los oídos al llevar su mecánica tan revolucionada, claro. No te ocurriría lo mismo en un Panamera 2016... cuya variante híbrida más sencilla monta un V6 de 2,9 litros y 330 CV. 

Por tanto, la afirmación de que un híbrido consume menos que un diésel es una verdad a medias... o una mentira mal contada en función de las condiciones. Porque no consume lo mismo un Auris que un Cayenne Hybrid dentro de la ciudad... ni tampoco en autopista. Piensa en la proporción de ambas que recorres semanalmente. Y en función de la que gane, tendrás tu respuesta. Yo me seguiré quedando con mi 924 -uno de los Porsche que puedes comprar por menos de 20.000 euros-. Lo más híbrido que tiene es la radio. Y porque es aftermarket. 

 

Lecturas recomendadas