Pasar al contenido principal

Vídeo: a los ladrones de coches se les resisten las nuevas tecnologías

Ay, Manolete... Si no sabes torear, ¿para qué te metes?

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez

Imagina por un momento que eres ladrón de coches. Imagina que siempre has conseguido lo que te proponías y tienes mucha confianza en ti mismo, pero... los tiempos cambian, y robar coches, aunque lo parezca, ya no es tan fácil como lo era antes gracias a las nuevas tecnologías.

Y para muestra, este vídeo en el que puedes observar como un ladrón de coches se las ve y se las desea para robar un vehículo en Canadá. ¿Por qué? Porque el coche tenía freno de estacionamiento eléctrico. Así de simple.

No te pierdas: ¿Sabes que es el fading o fatiga de frenos?

Sí, ese sistema salvó al propietario del vehículo de perder su coche para siempre... o de recuperarlo en condiciones pésimas. En las imágenes, grabadas por una 'dashcam' en el interior del vehículo, se puede escuchar la respiración agitada del ladrón, que no sabía muy bien cómo quitar el freno de estacionamiento eléctrico.

Durante la huída, una alerta sonora le avisa de que el freno está parcialmente activado y ya sea por nervios, por poca experiencia o lo que sea, el delincuente no es capaz de desactivarlo.

 

 

Por otro lado, lo único que consiguió al forzar al coche a acelerar con el freno de estacionamiento eléctrico puesto fue que el sistema se rompiera y que se activara completamente, por lo que las ruedas traseras se bloquearon y su huída se vio frustrada. 

Las imágenes no tienen desperdicio... y nos enseña una lección: quizá la próxima vez te lo pienses dos veces antes de maldecir todos estos sistemas eléctricos. Por cierto, echa un vistazo a este práctico sobre qué hacer si te quedas sin frenos

Lecturas recomendadas