Pasar al contenido principal

Éste es el volante para Gran Turismo Sport. Cuesta una pasta

Te presentamos el Thrustmaster TGT.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Por muy divertido que sea manejar un vehículo con el mando de la PlayStation, si quieres que tus cronos estén en lo más alto de la tabla, necesitas… lo que ves sobre estas líneas, el volante para Gran Turismo Sport.

Los 162 coches de Gran Turismo Sport: ¡desvelados!

El videojuego de coches llega esta semana y Thrustmaster ha lanzado este elemento para que lo enchufes a tu PS4. Se llama Thrustmaster TGT y viene con un par de cosillas específicamente diseñadas para la última entrega de GT Sport. Entre ellas están cuatro selectores rotativos que te permiten juguetear con el control de tracción, las preferencias sobre la frenada e incluso con el par en medio de una competida carrera. Esto debería ser particularmente útil en las pruebas sobre asfalto mojado, ¿verdad?

El volante para Gran Turismo Sport también presenta algo que sus creadores llaman Depth Feedback (o lo que es lo mismo, comentarios en profundidad). En la práctica, es una especie de altavoz subwoofer para que sientas la potencia; no tiene nada que ver con educarte ante el sutil comportamiento de tus neumáticos delanteros.

Más allá de esto, la compañía ha desarrollado una pieza sólida que, gracias a su tira plateada, nos recuerda el volante de un Audi R8. Además, proporciona unas sensaciones tremendas: da un par de vueltas a Nürburgring con las especificaciones que vienen por defecto y acabarás con los antebrazos de Popeye.

Este volante para GT Sport también es compatible con otros videojuegos de coches, como Assetto Corsa, Dirt 4 o Project Cars 2, además de con tu PC, si bien los controles rotativos y el sistema Depht Feedback sólo funcionan cuando se asocia a Gran Turismo Sport.

Y ahora vamos a su precio, reservado casi a aquellos que quieran desarrollar una carrera virtual como pilotos, pues cuesta 650 libras, unos 730 euros al cambio. Sabemos que no es lo mismo… pero el mando de toda la vida no tiene nada de malo, ¿verdad?

Lecturas recomendadas