7 coches para meterte en Nürburgring y disfrutar como un niño

Con cualquiera de estos siete coches llegarás a Nürburgring como un jefe y te irás con una sonrisa en la boca...siempre y cuando no te confíes, entonces igual sales en una ambulancia.

Hay coches que parecen nacidos para correr en Nürburgring, que destacan por su efectividad, su radicalidad y su saber hacer sobre la revirada pista alemana, son la antítesis de los coches para millonetis que te presenté ayer. Son coches que te hacen las cosas más sencillas en el circuito más salvaje del mundo, aunque ya te adelanto que vas a necesitar buenas manos para poder domar semejante caballería: cuando lo consigas, la sonrisa no se irá de tu cara en meses.

 

Porsche 911 GT3 RS

El padre de Nürburgring, ¿o debería decir el hijo? El Porsche más radical del mercado es la herramienta ideal para disfrutar a tope en el ring. ¿Mejor que un 911 Turbo? Pese a no contar con tracción integral, el integrante de la familia de coches RS es más ligero y su eje delantero es todavía más rápido que el del Turbo: en definitiva, se podría decir que el Porsche 911 GT3 RS es uno de los coches más eficaces que existen y en el ring es una auténtica delicia. El 911 GT3 también sirve si no te llega para tanto.

 

Nissan GT-R NISMO

Bestial: así se puede denominar el buque insignia de Nissan Nismo. Sin duda es un coche cuyo chasis y puesta a punto están desarrollados para ser DIOS en un circuito como Nürburgring. Ya humilló en su día a más de un deportivo de renombre, sorprendiendo a todos: hoy ya no es ninguna sorpresa, pero pese a su tracción integral y a su eficacia altísima, es un coche que tiene tanta potencia que parece desbocarse: deberás tratar con mimo al pedal derecho si no quieres terminar encima de un árbol.

 

BMW M4 GTS

¿Te gusta conducir? Pues toma dos tazas. Ese debería ser el anuncio del nuevo BMW M4 GTS, una bestia de 500 CV con el cual el BMW M4 alcanza el rango de superdeportivo. Es exclusivo, es caro, pero gracias a su puesta a punto más radical, su aumento de potencia y la rebaja del peso, es el compañero perfecto para poder correr en Nürburgring buscando la máxima eficacia y diversión posible.

 

Porsche Panamera Turbo

¿Quieres ir al ring con toda la familia a cuestas? En ese caso deberás acudir con el nuevo Porsche Panamera Turbo, la berlina más rápida del ring. En su último intento consiguió un tiempo de 7 minutos 38 segundos, una cifra que supera, por ejemplo, a un Ferrari 430 Scuderia. Su motor V8 con 550 CV y su tracción integral permiten el milagro. Si el Panamera te parece demasiado grande y te gusta salir de lado en las curvas, te recomiendo que también eches un vistazo al Alfa Romeo Giulia QV.

 

McLaren 675 LT Spider

El McLaren más exclusivo con permiso del P1 es también la versión más radical y deportiva del McLaren 650 S. Sus modificaciones salen directamente del departamento de competición de McLaren y su eficacia está fuera de toda duda: un coche perfecto para el ring. Hasta ahora, todos eran coupé, a priori más eficaces dada su mayor rigidez torsional, pero este descapotable te dará un extra de sensaciones sin perder un ápice de deportividad extrema.

 

Honda Civic Type R

Vale, el Golf Clubsport es el tracción delantera más rápido en Nürburgring, pero hay que tener dos cosas: la primera es que el Golf es una edición limitada y no será fácil conseguir uno. Dos: la diferencia es de apenas décimas de segundo. Sinceramente: el Honda Civic Type R me parece algo más radical que el Volkswagen, un compacto capaz de acelerarte las pulsaciones sin dejarte una auténtica millonada y capaz de hacerte sacar una gran sonrisa en Nürburgring: sus 310 CV le permiten acelerar de cero a cien en 5,7 segundos y alcanzar los 270 km/h.

 

Dodge Viper ACR

No he querido entrar en vehículos de competición, por lo que marcando ahí la raya roja, lo más próximo que hay a un biplaza de carreras es este Dodge Viper ACR. Se trata de una preparación sobre el último Viper y es una máquina diabólica, sensacional y rápida, rapidísima. Su motor V10 de, cuidado, ¡8,4 litros! Es capaz de producir tanta potencia como para arrastrar un trasatlántico: 650 CV y 812 Nm de par. Se ha aligerado al máximo y se ha revisado profundamente su aerodinámica, mejorando el ‘downforce’. ¿El resultado? El Viper ACR ya cuenta en su haber con 13 records mundiales de coches de calle en EEUU, entre ellos en Laguna Seca. Este año quieren conquistar Nürburgring y no me cabe duda que hará un buen papel.

Lecturas recomendadas