Pasar al contenido principal

¿Rolls Royce Cullinan híbrido? Podría llegar

¿Siguiente parada para Rolls?

Imagen de perfil de Luis Guisado
Es una posibilidad

¿Dónde está el límite del lujo extremo? A juzgar por el hecho de que el Rolls Royce Cullinan híbrido es más que una posibilidad, no parece que se detenga en el mundo de los coches híbridos, donde muchos parecen poner una barrera infranqueable.

¿Tienes un par de horas? El configurador del Cullinan está aquí

La compañía hermana de BMW ha recibido una buena inyección de capital, por lo que todos deberíamos esperar mucha más actividad una vez que el ciclo del lanzamiento del nuevo Rolls Royce Cullinan esté culminado y definitivamente asentado entre los todoterreno más lujosos del mundo

Torsten Müller-Ötvös, el CEO de Rolls Royce, que generalmente lleva eso de la flema británica a niveles muy exagerados (si le dices a un alemán que se ponga serio pasan estas cosas), se permitió salirse un poco de su rigidez y parece que lanzó una especie de velada respuesta a Aston Martin cuando lanzó el Lagonda (puramente eléctrico) hace unos meses en el Salón de Ginebra. Por lo visto, quiere entrar a formar parte del club de los mejores coches híbridos entrando en el segmento como elefante en cacharrería.

El caso es que la relación de Rolls con sus clientes es más que íntima, por lo que el lanzamiento del Rolls Royce Cullinan, que a ti y a mí nos puede escocer, está basada en hechos reales. Tan reales como los euros, dólares y petrodólares que están esperando a engrosar las arcas de la marca.

El Cullinan híbrido, algo lógico

Teniendo en cuenta el ciclo de vida de sus coches, el SUV de lujo tendrá una evolución que se extenderá hasta 2032, por lo que le tocará adaptarse a las necesidades del futuro. Por ejemplo, seguramente aparezca una versión algo más light para esos ricos que no llegan por poco a ser megaricos. Aquí se podría esperar un V8 biturbo con algo menos de 500 CV (ya sabes que ahora monta un V12 de 565) y un precio algo menos prohibitivo quizá para cazar a algún indeciso que duda entre v el Maybach SUV o el Bentley Bentayga.

 

Y aquí es donde entra en juego el Rolls Royce Cullinan híbrido. En el grupo hay un sistema híbrido suficientemente grande como para poder acoplarlo. Se trata del que montar el nuevo BMW X5 híbrido enchufable, el xDrive45 iPerformance que llegará el año que viene. En el modelo alemán declara 394 CV y una autonomía de 80 km en modo eléctrico, buenas cifras sobre el papel, pero quizá insuficientes para el cliente de este tipo de coches.

Y aquí podría estar el principal inconveniente del Rolls Royce Cullinan híbrido: el nuevo BMW X5 iPerformance utiliza un bloque de seis cilindros, lo que le haría palidecer al lado de los Cullinan V12 con su gran bloque de 6,75 litros con dos turbos. En todo caso, el potencial del grupo es tal, que no sería raro que consiguieran desarrollar un sistema híbrido enchufable acoplado al brutal V12... aunque en Top Gear España apostamos más por una versión derivada del hipotético V8.

 

 

Lecturas recomendadas