Pasar al contenido principal

El configurador del Rolls-Royce Cullinan te hará perder todo el día

En Rolls-Royce afirman que podrás elegir entre 44.000 colores. ¡Fli-pa!

personalizacion colores locos interior lujo

Si eres indeciso, el configurador del Rolls-Royce Cullinan no es para ti. ¡O sí! Pero en caso afirmativo te recomiendo que te hagas un hueco en la agenda de no menos de media hora: el SUV de lujo más imponente entre los coches nuevos presentados este año (y probablemente de la historia) ya está aquí y su configurador no iba a ser menos: una de las claves de una marca de lujo como Rolls-Royce radica en dar la posibilidad al cliente de crear prácticamente todo lo que este tenga en su cabeza. ¡Eso es el verdadero lujo! Aquí puedes empezar a crear tu nuevo Rolls-Royce Cullinan.

No te lo pierdas: los mejores configuradores de coches

El configurador del Rolls-Royce Cullinan te permite elegir entre una paleta de colores más básica, formada por 32 tonalidades: no obstante, Rolls-Royce podrá pintar tu nuevo coche del color que prefieras, con los matices que prefieras, incluso puede replicar el color de prácticamente cualquier objeto, por ejemplo, el color de un huevo o el color de una lechuga. ¡Por poder! 

 

 

Además de todo eso, podrás elegir los diferentes tipos de llantas o el tipo de franjas de pintura que recorren el lateral del coche de punta a punta. En el interior, como es de esperar en un Rolls-Royce, infinidad de combinaciones posibles gracias al programa Bespoke: puedes elegir hasta tres diferentes tonalidades e ir combinándolas cómo quieras. Por supuesto, esto es solamente una pista, útil para quienes no quieran experimentos raros y quieran algo más clásico: si quieres algo único, no dudes que Rolls-Royce lo hará para ti.

Lamentablemente, no hay rastro de precios: sería gracioso e interesante comprobar cuánto vale cada opción o qué precio tiene poder seleccionar un interior completamente personalizado. Lo que está claro es que el configurador del Rolls-Royce Cullinan te hará perder un tiempo muy valioso, sí, aunque el coche en sí no sea santo de tu devoción. 

Toda la gama Rolls-Royce, aquí


 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear