Pasar al contenido principal

Alpine, la historia desconocida del equipo de Fernando Alonso

1965 - Alpine A270 - Henri GRANDSIRE - Formula 3 Monaco Grand Prix

Alpine

Imagen: Alpine/Motorsport Images

La marca Alpine ha debutado este año en la Fórmula 1, tras la reestructuración realizada por el Grupo Renault - al que pertenece - y que tiene como objetivo darle un mayor protagonismo como marca deportiva y electrificada. Fundada en Dieppe (Francia) en 1955, Alpine supo entender los beneficios de la competición para desarrollar y promocionar su producto.

Ahora, Fernando Alonso y Esteban Ocon son los encargados de competir con los coches de Alpine, algo que en su día hicieron nombres como Ove Andersson o Jean-Luc Thérier, ganadores en el Rally de Montecarlo; o Didier Pironi y Jean-Pierre Jaussaud, vencedores de las 24 Horas de Le Mans con el equipo francés. Esta es su gran historia de la marca en competición.

Los inicios de Alpine

Alpine A110
Alpine A110

Para entender la historia de Alpine, primero debemos conocer la de Jean Rédelé, el fundador de la legendaria compañía de deportivos. Apasionado del automóvil desde pequeño, Jean era hijo de Madeleine Prieur y de Emile Rédelé, un antiguo mecánico del piloto Ferenc Szisz, que había ganado el GP de la Sarthe de 1906 como piloto oficial de Renault.

Emile tenía un concesionario de la marca en la localidad de Dieppe, que había sido abierto a petición del mismísimo Louis Renault. Años más tarde, y después de cursar estudios comerciales en Paris, Jean se conviertiría en el sucesor de su padre al frente del concesionario de Dieppe, con tan solo 24 años. 

Rédelé consideraba que las carreras, en auge en aquella época tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, eran el mejor banco de pruebas para modelos de calle, y que la victoria era el mejor argumento de venta. Por ello, en enero de 1950 comenzó a competir con el Renault 4 CV - su propio coche - en el Rally de Montecarlo.

Aunque no logró terminar la carrera a tiempo para entrar en la clasificación, no renunció a la competición y meses más tarde se alzó con la victoria en el Rally de Dieppe, en su tierra y frente a cuarenta competidores. Renault le propuso participar en el 'Monte' de la siguiente temporada con el "1063", la versión de competición del 4CV; aceptó y finalizó cuarto.

Rédelé acumuló varios éxitos y buenos resultados en carreras de la talla de las 24 Horas de Le Mans, la Mille Miglia - donde ganó en su clase - , el Tour de Francia, el de Bélgica o el Criterium de los Alpes. Mientras competían, continuaban optimizando la mecánica de Renault y preparando para las carreras los modelos franceses.

"Cuando más me he divertido ha sido recorriendo los Alpes a bordo del Renault 4 CV . Por eso he decidido que mis coches se llamen "Alpine". Mis clientes tenían que disfrutar al conducir el coche que yo quería construir", señalaba Rédelé, explicando el origen de la marca Alpine.

Alpine A106 1958
Alpine

El francés, consciente del potencial de su empresa, capaz de proveer vehículos ligeros y de altas prestaciones que pudiera ofrecer sensaciones a los amantes de las carreras, funda Alpine el 25 de junio de 1955 y lanza el A106, que se basaba en el 4 CV, y que posteriormente evolucionaría al A108 en versión berlina.

El fundador de Alpine continúa compitiendo, ganando y disfrutando en rallys como la Mille Miglia o el Criterium de los Alpes, ya bajo su propia marca. Llegaría el A110, que se basó en el Renault 8, y Alpine haría historia en los rallys. La marca, que recordemos empezó a competir en el Montecarlo, se alza con su primer podio en esta legendaria prueba en 1969 con Jean Vinathier y el Alpine A110.

Dos años después, Ove Andersson logra la victoria y encabeza un mítico triplete que completaron Jean-Luc Thérier y Jean-Claude Andruet. Gracias a ello, consiguieron el campeonato internacional de marcas. En 1973, con seis triunfos en una temporada de trece pruebas (incluido otro triplete en Montecarlo), Alpine vence a Fiat y conquista el primer Campeonato del Mundo de Rallys.

El proyecto (fallido) de F1 y la victoria en Le Mans

Los éxitos de Alpine en los rallys llevan a la marca a pensar en competir y luchar por la victoria en otras míticas categorías, como en F1. Contaban con el apoyo del gobierno francés por medio de la petrolera Elf, y los ingenieros tuvieron vía libre para desarrollar un modelo que debía pelear con los McLaren, Lotus... de la época. 

Richard Bouleau, ingeniero de la marca, llegó a idear un concepto de suspensión "plana" innovadora que debía mejorar el paso por curva, frenada y tracción. También estaba involucrado Michelin en el proyecto. El motor debía ser un Renault-Gordini V8. 

En 1968, la empresa de Dieppe construye el prototipo de F1, denominado A350, y lo prueba Mauro Bianchi en circuitos tan exigentes como Zolder (Bélgica) o Zandvoort (Países Bajos). Hay problemas que deben solucionarse, pero también un gran potencial por desbloquear. Había incluso fecha para el debut del modelo, en el GP de Francia.

Pero Renault se negó rotundamente al uso de su V8 en la Fórmula 1, puesto que no se veían con opciones de ganar a los Ford Cosworth que vencían en aquella época, y el proyecto fue descartado.

La marca del rombo acabaría comprando el 70% de Alpine en 1973 debido a la crisis del petróleo, y ese fue el principio del fin para las actividades de competición de la marca, pues la división deportiva (no la de coches de calle) pasó a denominarse Renault Sport y a convertirse en el departamento de carreras de Renault. 

prototipo f1 alpine a500
Alpine

Por aquel entonces, Renault ya empezaba a pensar en Fórmula 1 al mismo tiempo que competía en las 24 Horas de Le Mans. En 1975, Renault decidió desarrollar una versión 1.5 litros del motor con el que corrían en resistencia. Jean Pierre Jabouille comenzó a probar en 1976 esa unidad en un prototipo de F1 denominado A500 (sobre estas líneas).

Después de kilómetros y kilómetros de pruebas, y de llevar el conocimiento de la resistencia a la F1, Renault F1 debuta en 1977. Apoyado por Alpine, aunque el nombre de la compañía no apareciera, la empresa del rombo comienza su andadura en la F1. 

Los inicios con el RS01 no fueron sencillos por los problemas de fiabilidad, pero con el tiempo se convertiría en uno de los rivales a batir. En resistencia, bajo la denominación Alpine Renault, en 1978 este mítico binomio con la victoria en las 24 Horas de Le Mans con el prototipo A442B, pilotado por Jean-Pierre Jaussaud y Didier Pironi.

2021: Renault Sport 'vuelve' a ser Alpine

British Grand Prix 2021 - Alpine A521 N°14 - Fernando ALONSO

Alpine

Por orden del nuevo CEO del Grupo Renault, Luca de Meo, Renault Sport vuelve a ser Alpine y desde 2020 es la empresa encargada de gestionar todas las actividades deportivas del Grupo. Entre ellas se encuentra la Fórmula 1, donde está representada la marca - tras los dos fallidos intentos ya comentados - con el Alpine A521.

Fernando Alonso, Esteban Ocon y un gran equipo de talentosos ingenieros - algunos de los que ya llevaron al éxito a Renault en 2005 y 2006 - trabajan para que, con el estreno del nuevo reglamento en 2022, la escudería de Enstone vuelva a estar entre los primeros puestos del Mundial a partir del año que viene.

Jean Rédelé, que falleció el 10 de agosto de 2007 en Paris, puede estar orgulloso de aquella pequeña empresa que formó hace más de 60 años. Ahora, hasta un bicampeón de F1 como Alonso, disfruta de las sensaciones a las que él hacía referencia cuando conducía por los Alpes, tanto en competición como en carretera, donde Alonso conduce un Alpine A110S.

Alpine

Modelos populares

Ver todos los modelos

Y además

Buscador de coches