Pasar al contenido principal

Conoce al Hoonipigasus, el Porsche con el que Ken Block correrá por la victoria en Pikes Peak

Porsche 911 Hoonipigasus de Ken Block para Pikes Peak
Porsche 911 Hoonipigasus de Ken Block para Pikes Peak 2022.

Un coche loco lo mires por donde lo mires

Ken Block correrá por la victoria en Pikes Peak de nuevo y esta vez lo hará a bordo de un Porsche. Concretamente, con la peculiar máquina que veis en las fotos, la cual ha sido bautizada como ‘Hoonipigasus’.

La primera vez que el piloto estadounidense compitió en este trazado fue en 2005, con un coche que ofrecía unos 200 CV. Sin embargo, ahora va con algo mucho más extremo, que comenzó su vida como un humilde Porsche 911 (912) de cuatro cilindros de 1966. 

Te interesa: La historia de Pikes Peak

Poco queda ya de ese clásico, como se puede ver sin necesidad de entrar en detalles. Este es un deportivo único en el mundo, en el cual se ha modificado la base, la carrocería y la mecánica para dar como resultado una auténtica bestia con ruedas. Es sorprendente y han sido necesarios diez años para hacerlo realidad.

El llamado Hoonipigasus se ha fabricado en una colaboración entre el propio Ken Block, Hoonigan y BBi Autosport. Así, han ideado este coche de competición, el cual tiene una decoración que homenajea al 917/20 ‘Pink Pig’ de las 24 Horas de Le Mans de 1971.

Eso sí, la pintura no es lo único que llama la atención aquí. Como se puede ver, para favorecer la aerodinámica se ha instalado un enorme splitter delantero, un alerón de aspecto amenazados y un prominente difusor trasero. Todo lo necesario para pegar este coche al suelo durante la subida a Pikes Peak.

Y eso será necesario, ya que la parte mecánica promete grandes prestaciones. Al contrario que el modelo que salió de la fábrica en los años 60, el motor del Hoonipigasus de Ken Block es un seis cilindros biturbo de 4 litros que ha sido fuertemente modificado. Así, entrega más de 1.400 CV -unos 1.420 CV, concretamente-, lo que es una locura.

Esta fuerza se transmite además a las cuatro ruedas y así se mueven los apenas 1.000 kg de peso de esta creación. Sin embargo, no todo aquí se trata de grandes cifras de potencia y alerones, sino que también hay muchos detalles inteligentes incorporados.

Por ejemplo, el túnel de la transmisión se extiende hasta el eje trasero para reducir el centro de gravedad y la suspensión está ajustada por GPS, tomando como base datos de telemetría de años anteriores. Cualquier aporte puede marcar el hecho de hacerse o no con la victoria en esta emblemática subida a Pikes Peak.

El objetivo de Block, seguir los pasos de sus héroes

Sin duda, es una prueba muy importante y lo es para Ken Block también. Tanto es así, que afirma que es “una de las principales razones por las que soy un piloto de rallies”. Según añade, “la lista de pilotos que han corrido y ganado esta subida incluye a muchos de mis héroes: Walter Rohrl, Ari Vatanen, Michele Mouton, Sebastien Loeb, Rod Millen…”

Por ello, agrega que siempre quiso “tener la oportunidad de competir en Pikes Peak al más alto nivel y competir por una victoria general”. Ahora, considera que hay posibilidades para conseguirlo y tratará de lograrlo en la próxima subida, que se celebrará el 26 de junio.

Y además

Buscador de coches