Pasar al contenido principal

Donald Trump se va de tandas con el coche oficial. ¡A Daytona 500!

limusina presidencial lujo altas prestaciones circuito
Probablemente sea el coche más pesado que jamás entra a un circuito oval.

Donald Trump fue la estrella invitada a Daytona 500, una de las citas más esperadas de la temporada de NASCAR. No es habitual ver coches normales y corrientes sobre este mítico circuito oval, pero lo es todavía menos ver una limusina presidencial. El 'Cadillac One', un vehículo único basado en el gigantesco GMC Topkick, armado hasta las trancas y equipado con la tecnología militar más moderna en términos de blindaje, recorrió el circuito justo antes del comienzo de la 62 edición de la Daytona 500.

Así vive y gasta su fortuna la familia Trump

El objetivo de esta carrera no es otro que dar 200 vueltas, 500 millas, unos 850 kilómetros, por un circuito oval a la máxima velocidad posible. Una carrera donde fiabilidad, velocidad y concentración son claves para terminar victorioso. Es habitual que una personalidad sea la encargada de presidir la vuelta de calentamiento, pero lo visto en Daytona 500 con Donald Trump no se había visto jamás.

Y es que la limusina presidencial de Donald Trump participó activamente en la Daytona 500, entró en el circuito y dio la vuelta completa a este mítico circuito situado en Florida. Te recuerdo que este vehículo se conoce popularmente como 'La Bestia' y su peso, pese a ser un secreto de estado, se estima entre los 6.800 y los 9.000 kilos. Lo dicho: una auténtica bestia.

 

 

En el vídeo que tienes sobre estas líneas puedes ver el momento en el que Donald Trump participó en la Daytona 500 con su coche presidencial. Si echas un vistazo a los coches de Donald Trump, se puede ver que el actual presidente de EEUU es un apasionado del motor y sin duda disfrutó mucho de su participación en esta carrera.

El Presidente Trump afirmó que "no hay nada mejor que poder participar en la Daytona 500, el epicentro mundial del motor." El Presidente de EEUU también cumplió con su cometido a la hora de desear suerte a los participantes: "Para todos los pilotos, mecánicos y miembros de los equipos participantes: ¡Buena suerte y que gane el mejor!"

Donald Trump es el segundo presidente en la historia de EEUU que tiene el privilegio de ser el 'Grand Marshal' de la Daytona 500 y el encargado de dirigir la carrera y de realizar la vuelta de calentamiento. También de decir las míticas palabras: "Gentlemen, start your entines!". Eso sí, es el primer Presidente de EEUU en utilizar la limusina presidencial para dar una vuelta en esta mítica carrera. ¡Podrían crear una nueva categoría de limusinas presidenciales! Yo, al menos, la vería.


 

Buscador de coches

Y además