Pasar al contenido principal

GP Brasil F1 2018: Hamilton sella el Mundial de Constructores para Mercedes

Los Red Bull dieron en el clavo con la estrategia de los neumáticos

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Hamilton victoria Brasil 2018

El GP de Brasil 2018 se cierra con Hamilton como ganador y Mercedes como campeón en el Mundial de Constructores. La buena salida de Bottas marcó el inicio de carrera en Interlagos. El finlandés logró adelantar a Vettel por el exterior, arrebatándole la segunda posición rápidamente y poniendo cuesta arriba la carrera por el título de Constructores de los de Maranello.

No te pierdas: ¿Adivinas qué cochazo ha encargado Lewis Hamilton?

Más aún si tenemos en cuenta que Max Verstappen, que partía cuarto con el neumático superblando, salió al circuito José Carlos Pace con toda la artillería y consiguió colocarse segundo en las primeras vueltas, adelantando a los dos Ferrari, que comenzaban con unas gomas más desfavorables respecto al resto de los equipos más fuertes, y posteriormente al Mercedes de Bottas. 

Precisamente, Bottas y Hamilton aquejaron rápidamente 'blistering' en sus neumáticos y entraron a cambiar ruedas en la vuelta 19. Sin embargo, el británico no terminaba de sentirse cómodo tampoco con el medio... por lo que sus tiempos no fueron lo suficientemente brillantes en las vueltas posteriores como para poder recortar distancias con Verstappen. 

Vettel entró a cambiar neumáticos en la vuelta 28 y su compañero de equipo, Kimi Raikkonen, en la vuelta 32, saliendo por detrás del alemán. Sin embargo, cuatro vueltas más tarde Arrivabene obligaba cambiar posiciones y dejar al finlandés, con neumáticos más frescos, intentar dar caza a Bottas. 

 

 

Los Red Bull rindieron de maravilla durante toda la carrera gracias a una buena estrategia con las gomas. La parada de Verstappen llegó en el ecuador de la carrera, cuando montó los neumáticos blandos. Con sus nuevos zapatos consiguió adelantar a Hamilton, pero un toque con Esteban Ocon, uno de los doblados, le hizo salir de pista, provocando que algunas de las piezas del coche del holandés salieran por los aires y perdiendo el liderazgo de la carrera. Ocon recibió un 'Stop&Go' de 10 segundos como penalización por el error cometido. 

Una de las batallas más bonitas del GP de Brasil F1 2018 llegó de la mano de Daniel Ricciardo, que logró adelantar a Vettel en la vuelta 47, con una maniobra muy limpia pero arriesgada, en la que ambos monoplazas llegaron a rodar rueda con rueda y en la que el australiano logró incluso vuelta rápida. Más tarde adelantó también a Bottas, aunque no pudo alcanzar a Raikkonen. 

Aunque la realización de carrera estuvo más centrada en otras batallas, no podemos pasar por alto que Charles Leclerc consiguió meter al Alfa Romeo Sauber en séptima posición por detrás de Sebastian Vettel -su próximo compañero de equipo- y por delante de los dos Haas, Grosjean y Magnussen, que terminaron octavo y noveno, respectivamente.

 

GP de Brasil F1 2018: el gran premio de los horrores errores

Carlos Sainz partía decimoquinto y aunque hizo una excelente salida, finalmente fue con una estrategia a dos paradas y no pudo conseguir entrar en la zona de puntos, por lo que tuvo que conformarse con una decimotercera posición. 

Fernando Alonso pagó las consecuencias de un error cometido por los mecánicos al apretar una de las tuercas en su primera parada en boxes, que le hizo perder mucho tiempo. Terminó decimosexto.

 

 

Ericsson sufrió un impacto con el Haas de Magnussen, lo que dejó dañado el monoplaza y le obligó a abandonar unas vueltas después, tras hacer un trompo en la curva 7 e informar por radio de que el coche no era controlable. Hulkenberg tuvo que retirarse también tras reportar un problema en el motor. Sirotkin y Stroll, los dos Williams, fueron los últimos en ver la bandera a cuadros. 

Foto: Twitter Mercedes-AMG F1 Petronas

 

Lecturas recomendadas