Pasar al contenido principal

¿Qué es lo más raro (y caro) que se han 'llevado' de un GP de F1?

A algunos la pasión por la F1 les lleva demasiado lejos, ¿no crees?

Imagen de perfil de Javier Prieto
CosasrarasF1

Queremos celebrar contigo que ya es viernes contándote qué es lo más raro (y caro) que se han 'llevado' de un GP de F1. Y es que los hay que se encaprichan de un recuerdo muuuuuy especial en su asistencia a una carrera. Tanto es así que no se conforman con el típico souvenir de las tiendas que crecen como champiñones en los circuitos de Fórmula 1.

Este selecto club de amigos de lo ajeno busca algún único y especial con el que fanfarronear en el barrio. Por eso, se  aventuran con la típica cámara de fotos profesional, un pase oficial o los guantes de un piloto. Sin embargo, el caso que nos ocupa excede todas las fronteras de la imaginación. El incidente sucedió en el pasado GP de USA F1 2017 disputado en el Circuito de Las Américas (COTA). Concretamente, por el box de Mercedes merodeaba un presunto despistado en busca del regalo perfecto para decorar su casa. Y vaya que si lo encontró.

Tras la finalización de la prueba, el ínclito sujeto esperó a la ceremonia del podio para, aprovechando el jolgorio del momento, llevar adelante su plan. Tomó prestado el... ¡alerón delantero de un W08! Sí, sí, has leído bien un a-le-rón de-lan-te-ro de un coche de la Categoría Reina.Y ni corto ni perezoso presuntamente lo cogió y se marchó tan campante caminando por el paddock. Sin embargo, la huida no la tenía muy estudiada. Fue descubierto con el voluminoso apéndice aerodinámico debajo del brazo por un mecánico, al parecer, de Red Bull. Evidentemente se vio obligado a devolver esa piececita valorada en unos 150.000 dólares. Si no te lo crees, en internet existen fotos del glorioso momento en el que es interceptado por el operario de la escudería energética. Por cierto, ¿qué hacía allí ese individuo, en una zona de acceso restringido?

Seguro que has flipado al saber qué es lo más raro (y caro) que se han 'llevado' de un GP de F1. Hay gente con mucha cara.

Imagen portada: Rediff.com

 

Lecturas recomendadas