Pasar al contenido principal

Subastado por 1,6 'kilos' el Toleman del carrerón de Senna en Mónaco 1984

Se trata del monoplaza con el que el astro brasileño se dio a conocer al mundo tras una épica carrera bajo el diluvio en Montecarlo.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Actualizado
Toleman_TG184-2 de Senna, subastado en 1,6 kiletes

El 11 de mayo Bonhams ha subastado por 1,6 millones de euros el Toleman de Ayrton Senna en Villa La Vigie, Montecarlo. Se trata del monoplaza con el que el piloto brasileño debutó en el GP de Mónaco en 1984 y donde además firmó su primer podio en la sexta prueba de Fórmula 1 que disputó. 

Ayrton Senna, el mito de la F1

Al volante del Toleman TG184-2 el lluvioso 3 de junio Ayrton Senna protagonizó una actuación magistral bajo el diluvio que se convirtió en su tarjeta de presentación en la Categoría Reina. Terminó segundo tras suspenderse la carrera cuando ya tenía a tiro al líder de la misma, un tal Alain Prost. Por tanto, no es de extrañar que el Toleman de Ayrton Senna haya superado considerablemente (1.610.000 euros) el precio de salida, un milloncete de euros.

Por cierto, en la citada puja monegasca del pasado finde, Bernie Ecclestone adquirió por 4,1 millones de euros el McLaren-Ford MP4/8A. Es el coche con el que el tricampeón paulista conquistó su sexta y última victoria y récord en las calles del Principado.

No te pierdas la impresionante colección de coches de Bernie Ecclestone. Posee una verdadera flota de vehículos de calle y bólidos de F1 que guarda en un hangar de un aeropuerto inglés.

 

El  'anfibio' Toleman de Senna

El humilde Toleman de Senna que diseñaron Rory Byrne y Pat Symonds, montaba un propulsor Hart 415T con 600 ponys, que se rompía un día sí y otro también. A pesar de ello, Ayrton obró el milagro de colar ese hierro en el podio tres veces durante la temporada de 1984 (Portugal, Gran Bretaña y Mónaco). A-lu-ci-nan-te.

 

 

Pero, volvamos a la página más brillante y épica que protagonizó el Toleman-Hart TG184-2 que hemos visto en una de las habituales subastas de coches que se celebran en el pijísimo Principado.

Aquel histórico 3 de junio, Ayrton Senna partía desde la décimo tercera posición de la parrilla con su tortuga blanquiazul.

 

 

La prueba, que se disputó bajo un diluvio torrencial, vio emerger de las aguas a un tiburón paulista. Sobre la pista, un depredador comenzó a devorar rivales sin piedad.

¡Un novato en la F1 estaba dejando atrás y en evidencia a rivales con mecánicas muuuuuuy superiores! El colmo para esos corredores favoritos fue ver cómo en el giro 24, Senna, a lomos del Toleman-Hart, marcaba la vuelta rápida con un crono de 1:54.334.

James Hunt, Campeón del Mundo de 1976, y comentarista de la BBC en aquella cita, dijo en directo: "Creo que estamos viendo la llegada de Ayrton Senna como un talento verdaderamente sobresaliente en las carreras de F1". No se equivocó. Al igual que el inglés, todo el paddock estaba flipando con la gesta de ese novato.

 

 

Cuando Senna ya estaba segundo en la vuelta 32 y tenía en el punto de mira a Alain Prost, éste logro que el director de carrera, Jacky Ickx, suspendiera la prueba. El carioca se cogió un cabreo monumental por la jugarreta del francés. En ese mismísimo instante nació la que posiblemente haya sido la rivalidad más dura y enconada en el Gran Circo.  

Después de conocer un poco más de la historia que protagonizó el Toleman-Hart TG184-2, ¿quién no querría tenerlo en su garaje? Este humilde periodista se ha tenido que conformar con una réplica en miniatura.

Imagen portada: Nic Redhead en Flickr vía Wikimedia Commons.

 

Lecturas recomendadas