Pasar al contenido principal

Cómo recurrir una multa de tráfico: lo que debes saber

Ser cauteloso en el proceso será fundamental para conseguir un resultado satisfactorio.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Multas que ni sabías te pueden poner

Recurrir una multa de tráfico puede traerte algún que otro dolor de cabeza, por lo que un notable porcentaje de la población decide no hacerlo. Pero, ¿a qué tenemos miedo? Uno de los principales temores en que, si no te dan la razón, perderás el descuento por pronto pago.

No te pierdas: ¡Exclusiva! La DGT no está tramitando las multas de los radares Veloláser

Y si, no te vamos a engañar: esto es cierto. Sin embargo, saber qué hay que hacer para recurrir una multa y que el resultado de esta sea satisfactorio es fundamental. Por eso estamos hoy aquí dándote unos consejos básicos sobre plazos, argumentos y otros puntos clave. 

 

Con estos coches te olvidarás de las multas... 

 

Recurrir multas de tráfico: entonces, ¿qué pasa con el descuento?

Desde que recibes la notificación, tienes 20 días para recurrir una multa y beneficiarte del descuento del 50%. Si quieres esto, olvídate de recurrir la multa… y viceversa. Esto quiere decir que si recurres y finalmente no tienes razón, no podrás beneficiarte del descuento.

 

Recurrir multas de tráfico: ¿cuáles son los plazos?

Como te decía en el párrafo anterior tienes 20 días para reclamar, que son naturales, por lo que si hay algún festivo de por medio, también cuenta. Hasta la fecha, muchos utilizaban la excusa de que no se habían enterado… pero tengo una mala noticia: la DGT lo tiene todo controlado.

De hecho, la sanción se publica en el Testra (Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico) y en el BOE (Boletín Oficial del Estado) y eso cuenta como una notificación. Ignorarlo tampoco te servirá, ya que recibirás notificaciones con recargo cada cierto tiempo hasta el momento en el que incluso Hacienda tome cartas en el asunto y encima te haga pagar con intereses. 

 

 

Recurrir multas de tráfico: ¿qué argumentos tengo?

Hay varios motivos por los que puedes reclamar una multa de tráfico, como por ejemplo que haya algún error en los datos -nombre, DNI, coche, matrícula, lugar donde se cometió la infracción…-. En el caso de que quieras recurrir una multa por exceso de velocidad, la aplicación incorrecta de los márgenes de los radares puede ser otro argumento de peso y por supuesto, la falta de pruebas.

¿Sabes cuáles son las multas más caras que te pueden poner?

En este punto, debes tener presente que un agente tiene siempre ‘presunción de veracidad’, pero tú te beneficias de la presunción de inocencia. Si no hay pruebas, puede que el juez desestime la sanción. No te olvides de que también hay radares pedagógicos

Por cierto, ¿sabías que si, por ejemplo, aparcas mal porque una señal de tráfico está escrita en catalán o euskera (sin traducción al castellano) puedes decir que no lo entendías? Presta atención también a que el agente aparezca identificado. Si no aparece, la multa no es válida.

 

Recurrir multas de tráfico por vía administrativa

Si no has cometido la infracción por la que te sancionan y quieres recurrir una multa de tráfico, tendrás que descargar este escrito y acompañarlo de las pruebas que demuestren que tienes razón. La DGT tiene un plazo de cuatro meses para dar respuesta, que puede ser a tu favor o en contra.

Si es a favor, te habrás librado de la multa; si desestiman el recurso, tendrás que pagar y sin descuento (¡recuerda)! Pero si aportan pruebas, podrás volver a recurrirla en los 15 días siguientes, con alegaciones. Por cierto, echa un vistazo a las mayores multas del mundo del automóvil. ¡Lluvia de millones!

 

Recurrir multas de tráfico por la vía judicial

Si recibes la resolución sancionadora y aun así no estás conforme, tu último recurso es la vía judicial.  Por cierto, ya no hay que pagar tasas si quieres recurrir a un juez, así que es una buena forma de defender tu inocencia hasta el final. 
 

Lecturas recomendadas