Pasar al contenido principal

Experimento: Uber pagará mas a los conductores de coches eléctricos

No es una locura, pero siempre ayuda

Imagen de perfil de Luis Guisado
Uber

La empresa norteamericana Uber ha anunciado un programa piloto de un año de duración que busca incentivar el uso del coche eléctrico entre sus conductores, aunque por ahora el experimento se va a desarrollar solo en siete ciudades estadounidenses.

Según dicen, hay muchos estudios que aseguran que la unión entre el car sharing y los coches eléctricos reducen la huella climática del sector automovilista, y por se han propuesto impulsar este tipo de vehículos.

El programa se llama EV Champioins Initiative y se va a aplicar de diversas maneras. La más ventajosa parece ser de la San Diego, en California. Allí, a los conductores de híbridos enchufables (no menciona a los coches híbridos sin más), además de los que lleven coches eléctricos, les van a pagar un bonus de un dólar adicional por viaje hasta un máximo de 20 a la semana, lo que podría suponer algo más de 1.000 dólares al año. 

Los coches eléctricos con mayor autonomía

Las ciudades involucradas en este experimento de Uber son Austin, Los Ángeles, Sacramento, San Diego, San Francisco, Seattle y Montreal en Canadá. En esas ubicaciones, además del bonus económico, los conductores van a poder acceder a funciones adicionales a través de su app como la de ver el estado de los cargadores, así como recibir notificaciones con mayor antelación para que puedan estudiar si necesitan cargar antes el coche. Desde el punto de vista del usuario, estos recibirán una notificación que les anunciará que les va a llevar un modelo cero emisiones.

¿Algo más que ecología?

Sin embargo, hay quien dice que detrás de este movimiento hay 'algo más'. Desde luego, se trata de una estrategia que llega justo cuando su gran rival en el continente americano, Lyft, ha decidido volverse 'carbon neutral' comprando paquetes de CO2 que compensen las emisiones de sus coches. Así, esta empresa sería capaz de neutralizar en torno a un millón de toneladas invirtiendo en tecnologías que sean capaces de reducir las emisiones a la atmósfera.

Según un estudio, ese millón de toneladas de ahorro equivaldría a la plantación de decenas de millones de árboles, lo que no está nada mal para una empresa que cuenta además con unos 100.000 modelos eléctricos en sus filas...

Lecturas recomendadas