Pasar al contenido principal

Edificio 80: aquí nacen los sueños de Mercedes. Y los tuyos

Esta 'fábrica de ideas' es como un futurista parque de atracciones; si lo que llevas es gasolina en las venas, claro.

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez

Si eras de los que en clase pasaba horas muertas haciendo garabatos en un papel que terminaban convirtiéndose en coches de carreras de aspecto sensual o líneas imposibles, quizá desaprovechaste tu talento... Pues así, con folio en blanco y lápiz en mano es como nacen los sueños en el Edificio 80 de la fábrica de Mercedes en Sindelfingen (Stuttgart), donde se encuentra el Centro de Diseño de Mercedes.

Esa pequeña localidad alemana es el 'caldo de cultivo' – a pesar de que las temperaturas que allí hay serían capaces de conservar al mismísimo Walt Disney - donde toman vida todos los automóviles que nos hacen soñar; desde auténticos deportivos como el Mercedes-AMG GT R, que ya han bajado al mismísimo 'Infierno Verde' a esperados descapotables como el nuevo Clase E Cabrio 2017, que te harán rozar el cielo, pasando por numerosos prototipos que aunque nunca lleguen a hacerse realidad, se quedan clavados en la retina de quien los mira y son musas en la mente de los diseñadores, pues se inspirarán en ellos de cara a los coches que SÍ conduciremos. 

No te pierdas: Mercedes 350 SE, lo mejor de ayer y de hoy

Los pasillos de este edificio de líneas simples, pura elegancia y limpieza suprema – aquí hasta tu madre te dejaría comer algo que se te cayera al suelo -  son una caja de sorpresas. Cada puerta da a una sala diferente y así, paso a paso, descubres qué se trae entre manos la marca de la estrella.

Hasta Marty McFly y el profesor Doc se sentirían celosos de la facilidad con la que Mercedes es capaz de llevar a los visitantes del pasado al futuro y viceversa. Durante el recorrido por esta fábrica de sueños de coches, tan pronto te topas con una maqueta del Rekordwagen W125 de 1938, que consiguió por aquel entonces el récord de velocidad en vía pública al alcanzar los 432,7 km/h (¡432,7 km/h hace casi 80 años!), como te ves mirando hacia dentro de una década y sintiendo que estás en una película de ciencia ficción, pero nada más lejos de la realidad... 

Furgonetas de reparto como el Mercedes Vision Van Concept, en la que desaparecen los retrovisores a favor de las cámaras y donde el techo se convierte en pista de aterrizaje para drones, coches de la gama EQ que se cargarán mediante inducción mientras circulan u otros que se comunican contigo a través de franjas luminosas, como el Mercedes F015, están por llegar. O al menos, buena parte de su tecnología. 

Mercedes Vision Van Concept

¿Vértigo? Tranquilo. En el Centro de Diseño de Mercedes todavía se trabaja a mano con arcilla para dar forma a las maquetas de coches más actuales como el Mercedes Clase E Coupé 2017, se percibe el olor a cuero que forrará su interior o se cuida hasta el 'click' de los difusores de aire para que el cliente pueda sentir la emoción y la inteligencia que un día pusieron sobre la mesa Gottlieb Daimler y Karl Benz.

Al salir de esta máquina del tiempo, parece que hayas tenido una visión... Una en la que el coche, la máquina, cuidará del hombre y en la que el diseño clásico, digital y por supuesto, funcional se fusionarán. Si esto es así... Futuro, ¡llega ya!

Lecturas recomendadas