Pasar al contenido principal

Bowler ha hecho del Defender clásico un todoterreno extremo

Land Rover Defender de Bowler
Bowler

Listo para traspasar todos los límites

El Land Rover Defender clásico es el todoterreno inglés por excelencia, pero siempre hay margen para llevar sus capacidades más allá. Este es el ejemplo del Defender de Bowler, la firma de coches de competición, que ha trabajado sobre este modelo para dar lugar a todo un todoterreno extremo.

Lo que veis es un pack de modificación disponible para las variantes de carrocería 90, 110 y 130 de este Land Rover. Con estas mejoras, se añaden algunos cambios estéticos, así como un amplio abanico de modificaciones mecánicas pensadas para obtener el máximo rendimiento off-road posible.

Hay muchas novedades que destacar. Por ejemplo, podemos ver un nuevo paragolpes delantero con distintas aberturas, así como un capó con entradas de aire adicionales. Sin embargo, uno de los elementos más llamativos es la jaula antivuelco exterior, la cual se puede combinar con la baca del techo y el pack de focos opcionales.

Además de esto, en el diseño del Defender de Bowler destacan unas nuevas llantas de 16” envueltas en neumáticos de 35”. Asimismo, como era de esperar, esto se acompaña de unos pasos de rueda ensanchados y de una suspensión que ha sido elevada en dos pulgadas.

Con estos cambios, el aspecto rudo de este todoterreno va más allá, pero eso no quiere decir que no haya espacio para los toques premium en esta creación. Si nos fijamos en el habitáculo, vemos que se ha incluido un nuevo sistema de infoentretenimiento y materiales como la Alcantara y el cuero en algunas zonas, aunque lo que predomina es la atmósfera deportiva.

Al fin y al cabo, este es un coche enfocado a ofrecer el mejor rendimiento en cualquier superficie. Por ello, encontramos un volante Momo de piel, una nueva palanca de cambios en color negro y un pack de asientos Recaro que modifican claramente el ambiente del interior.

Eso sí, nada de esto tendría demasiado sentido sin una mecánica prometedora. Por ello, el motor del Land Rover Defender de Bowler no se ha cambiado, pero sí cuenta con una nueva unidad de control, así como con un intercooler mejorado. Así, la potencia es ahora de unos 175 CV, mientras que el par es de 450 Nm.

Esto debería ser suficiente para cumplir en varias situaciones. Además, también se ha incorporado un nuevo sistema de frenos con pinzas de cuatro pistones para agregar un plus de seguridad. Han sido desarrollados en conjunto con Alcon y se caracterizan además por contar con unos discos sobredimensionados.

Esto es lo que resume el punto de vista de Bowler sobre el Defender, que ya está disponible para cualquier interesado. Quien quiera contar con una unidad, deberá desembolsar una cantidad que no ha sido determinada, aunque existe la posibilidad de pedir el coche completo o de pedir la conversión sobre un Defender propio. Quizás eso rebaje el precio…

Y además

Buscador de coches