Una despedida brutal: Land Rover Defender Kahn End Edition

Estoy seguro que Afzal Kahn sueña con el Defender. Así como también estoy convencido que 2016 será siempre un año triste para él.

El Land Rover Defender Kahn End Edition es la despedida que el gurú del diseño Afzal Kahn ha querido realizar a su modelo fetiche, el Defender. He perdido la cuenta de cuántas ediciones especiales ha elaborado sobre la base del todo terreno británico por excelencia, pero los hemos visto de todos los tipos y colores…¡incluso con seis ruedas!

Un día muy triste: el último Land Rover Defender sale de la línea de producción

Su nombre oficial asusta: ‘Kahn Automobiles Land Rover Defender 2.2TDCi XS 90 The End Edition’. Si duda supondría la máxima puntuación posible en el Scrable. Su aspecto también intimida: Kahn repite fórmula y yo que me alegro. La sutileza y el toque racing es fundamental aquí: las llantas de 20 pulgadas son su elemento más peculiar en el exterior, con cinco radios, su diseño es espectacular y dota al conjunto de mucha raza.

El color negro es casi una obligación en este proyecto que busca intimidar. La parrilla frontal, de nuevo diseño, se ha pintado también en este color y cualquier rastro de cromado se ha eliminado, salvo pequeños detalles como la cabeza de los remaches o el borde de los faros antiniebla.

Ver galería

Pero si por fuera asusta, el interior tiene ese toque lujoso, exclusivo y único que Kahn busca en todas sus obras. Los asientos backets reciben una tapicería realmente curiosa: el cuero natural se mezcla con la tela clásica inglesa, a cuadros, ¡cómo no! El volante es específico y con un diseño mucho más deportivo, mientras que los pedales son de aluminio. Una combinación magistral entre deportividad y un ambiente muy 'british', ¡perfecto!

Bajo el capó, este Land Rover Defender Kahn End Edition monta el 2.2 turbodiésel de cuatro cilindros. El preparador asegura que está potenciado, pero no ha dicho palabra sobre los datos técnicos, por lo que nos quedaremos con la duda. Aunque sinceramente, este apartado me parece el menos importante en este proyecto, aunque un V8 aquí podría pegar y mucho, ¿no crees?

Seguro que Kahn echará de menos al Land Rover Defender, pero la despedida está a la altura de su adoración. ¿Su precio? Algo más de 64.000 euros. Eso sí, si te gusta, date prisa, solamente tienen pensado producir 50 ejemplares.

Lecturas recomendadas