El sistema de dirección de Apple ya tiene patente

Estos planos no nos aclaran mucho.

¿Quiere Apple comprar la Fórmula 1? Piénsalo, no es tan raro.

El 15 de julio se presentó la patente para el sistema de dirección de Apple; fue publicada el 9 de agosto. Así que el gigante informático ya ha registrado este dispositivo, que, a juzgar por los planos, aparecerá en un vehículo tipo oruga: podría ser un autobús autónomo. Así lo recogen nuestros amigos de motor1.com.

Si alguna vez has montado en uno de estos vehículos articulados, ya sabrás de lo que hablamos. La sección central puede pivotar, lo que permite que estos autobuses afronten curvas más cerradas que sus hermanos rígidos. Según la patente, la tecnología actual que hace posible estos giros tiene dos problemas: el diseño expone con frecuencia elementos de la dirección, lo que puede dañarlos. Y unas protecciones más grandes añaden peso y limitan el acceso cuando es necesaria una reparación.

Los esquemas del sistema de dirección de Apple muestran varios cambios que preservan mejor estas articulaciones. Una toma de aire y un radiador mandarán frío o calor –según se necesite- a la carcasa que resguarda el dispositivo. También hay dos partes móviles que actúan como elementos de seguridad: cuando el vehículo va en línea recta, se solapan para sellar la zona. Al girar, se separan, abriendo una especie de ventana que deja caer agua, tierra u otros restos que hayan podido colarse.

Aunque Apple sea dueña de esta patente, el proveedor militar BAE Systems Hägglunds Atkiebolag (de acuerdo a la web de la compañía, fabrica vehículos de combate y transportes blindados) es quien ha desarrollado este dispositivo. Trabajar con una empresa que suele colaborar con ejércitos tiene la ventaja de que está acostumbrada a la confidencialidad. Además, si el sistema de dirección puede aguantar una batalla, debería funcionar en su uso normal en carretera.

Los rumores sugieren que se pretende evitar la creación de una red de distribuidores al uso para el coche autónomo de Apple, con concesionarios y talleres. Una manera de hacerlo sería con un servicio de autobuses autónomos que estarían dotados de este dispositivo articulado. Mercedes-Benz ya juega con una idea similar y quizá el gigante californiano no le va muy a la zaga… 

 

 

Lecturas recomendadas