Pasar al contenido principal

Prueba Mini 2018: no necesita nada más para renovarse

Este lavado de cara le convierte en un ‘viejoven’ divertido y eficaz. Y algo más Mini…

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Mini Cabrio Cooper S 2018

Aunque lo seguirás reconociendo como lo que es, un Mini, en la prueba del Mini 2018 hemos comprobado que el nuevo Mini trae muchos cambios… sobre todo a nivel estético. Y es que si hay algo que ha caracterizado a Mini durante toda su historia es su carácter peculiar.

El nuevo Mini 2018 refleja este concepto más que nunca, sobre todo gracias al proceso de personalización ‘Mini Yours Customised’, que permitirá a los clientes diseñar muchos elementos del vehículo -con colores, estructuras, textos e incluso su propia firma…- entre otras funciones.

No te pierdas: Es Mini, es clásico, es eléctrico... y mola mucho

Fue en el Salón de Detroit 2018 cuando oímos hablar de todo esto por primera vez y ahora te lo cuento en primera persona tras la prueba del Mini 2018. Lo primero en lo que me fijo al acercarme a él es en que lleva el nuevo logo Mini, toda una declaración de intenciones: llega una nueva etapa, sí, pero con la esencia del primer Mini

El frontal gana personalidad gracias a los faros LED, que son de serie desde la versión Cooper en el Mini Hatch o desde Cooper S en el caso del Mini Cabrio. Si lo prefieres, podrás escoger como opción los LED adaptativos (con tecnología Matrix), que regulan la intensidad de luz según lo requieran las condiciones de circulación. Sí, tan futuristas como suenan… 

Otro detalle llamativo está en los grupos ópticos traseros, pues sus luces resaltan el carácter británico de Mini con el diseño de la bandera Union Jack (opción disponible para LED)… una novedad muy patriótica, sin duda, que para mí gusto le da personalidad. ¿Acaso hay un coche más ‘british’ que este?

 

 

Prueba Mini 2018: ¿qué hay del interior?

El interior del Mini 2018 tampoco varía demasiado, aunque sí que hay nuevos materiales para la tapicería, por ejemplo, y las molduras, algo muy acorde con la nueva filosofía de personalización de la marca. Por cierto, habrá tres nuevos colores disponibles para la carrocería: Emerald Grey, Starlight Blue y Solaris Orange.

Además, gracias al ‘Piano Black Exterior’, los marcos cromados de los faros son sustituidos por un color negro brillante y también hay nuevo paquete disponible para el habitáculo llamado ‘Interior Style Piano Black’, que apuesta por el color negro y permite añadir molduras retroiluminadas.

 

Mini Cabrio Cooper S 2018

 

El volante -de tres radios- es nuevo también y la buena ergonomía que ofrece en conjunto, junto con los materiales de alta calidad, dejan claro que el Mini 2018 está hecho para disfrutar a bordo. Pero... ¿cumplirá en cuanto a comportamiento?

 

Prueba Mini 2018: al volante

Otra de las novedades que hemos venido a descubrir en la prueba del Mini 2018 es la renovación de los motores. Es cierto que no hay cambios en cuanto a potencia en ninguno de los propulsores -el rango disponible sigue siendo de 75 CV para el Mini One a 192 CV del Cooper S. 

¿Quieres algo más? Aquí tienes el Mini Cooper S Bully de Topcar

Sí hay cambios en la configuración física de las mecánicas; de hecho, los propulsores son ahora más ligeros gracias al uso en su fabricación de polímeros reforzados con fibra de carbono, procedente de coches BMW i. 

Por otro lado, los motores de tres cilindros aumentan su cubicaje, de 1.2 a 1.5 litros y según Mini, su rendimiento -ofrecen 10 Nm más y un consumo 5% inferior- ha mejorado. Nosotros hemos tenido ocasión de conducir el Mini Cooper S Cabrio 2018 con 192 CV en nuestra prueba para comprobarlo, junto con otra de sus novedades: el cambio Steptronic de siete marchas y doble embrague.

 

Mini Cabrio Cooper S 2018

 

Este llega para sustituir al tan cuestionado cambio de convertidor de par y ofrece una respuesta muy rápida, tanto en aceleración como en recuperaciones. De hecho, no se le da nada mal exprimir la esencia del motor y permite un aporte más lineal de la potencia en cualquier rango de revoluciones. Esto se debe a que es capaz de adelantarse a tus intenciones...

Así, deja preparada la marcha que cree que es más conveniente (también puede leer el GPS y anticiparse a una curva, por ejemplo) y esta entra en acción en el momento oportuno. 

Podrá elegirse en lugar del manual de seis marchas y además, estrena palanca de cambios, aunque su diseño no me termina de agradar, y que tras seleccionar la marcha deseada, siempre vuelve a su posición original. 

Si quieres algo más de dinamismo, bastará con desplazar la palanca hacia a la izquierda desde D para activar el modo S, que permite también cambiar de manera manual y te deja tomar el control de la conducción de manera personal.

Por lo demás, el comportamiento del Mini Cooper sigue fiel a lo que era: un coche divertido con esencia de kart. Las curvas de la Sierra de la Tramuntana, en la cordillera balear, donde hemos venido ha probarlo, sacan a relucir a la perfección su carácter deportivo. 

 

Precios Mini 2018: desde 17.900 euros

Los precios del Mini 2018 parten de 17.900 euros para el Mini One First con motor de gasolina y hasta los 36.650 euros del Mini Cooper SD Cabrio. A continuación te detallo todos los precios en función del modelo y versión.

 

Versión Precio
Mini One First gasolina 17.900 euros
Mini One gasolina  20.150 euros
Mini Cooper gasolina  22.850 euros
Mini Cooper S gasolina  29.200 euros
Diesel  
Mini One D  21.800 euros
Mini Cooper D  24.600 euros
Mini Cooper SD 32.200 euros
Mini 5 puertas   
Mini One 21.050 euros
Mini Cooper 23.750 euros
Mini Cooper S 30.100 euros
Diesel  
Mini One D 22.700 euros
Mini Cooper D 25.500 euros
Mini Cooper SD 33.100 euros
Mini Cabrio  
Mini One Cabrio 24.450 euros
Mini Cooper Cabrio 26.700 euros
Mini Cooper S Cabrio 33.650 euros
Diesel  
Mini Cooper D Cabrio 28.500 euros
Mini Cooper SD Cabrio 36.650 euros

Toda la información sobre Mini: marca, modelos, precios... 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear