Pasar al contenido principal

Hemos probado el Hyundai Kona N: un SUV deportivo con ganas de fiesta

Hyundai Kona N en Bilster Berg
7 10

Nuestro veredicto

Hace nada Kia anunciaba el nuevo Kona N y lanzaba unas fotos para ir calentando el ambiente. Ahora hemos podido probarlo oculto bajo un curioso camuflaje. Veamos cómo va.

¿Puede llamarse camuflaje cuando es tan llamativo?

La verdad es que no estoy seguro de que sea un camuflaje cuando está adornado con el logo de Hyundai. Es como un uniforme militar con la palabra "SOLDADO" repetida por todas partes. 

El Kona N es el último lanzamiento en el mercado de los "pequeños crossover deportivos". Un mercado que, sorprendentemente, está escasamente poblado. Al nivel en el que opera este Kona está prácticamente copado por el Grupo Volkswagen, con solo el BMW X2 M35i y el Mercedes GLA35 combatiendo al Audi SQ2, Cupra Formentor y VW T-Roc R. En todo caso, todos estos SUV compactos de altas prestaciones se sitúan un escalón por encima en cuanto a precio.

Grandes nombres contra los que luchar, ¿no?

El Hyundai i30N (prueba) se encuentra entre mejores compactos deportivos que puedes comprar y es significativamente más interesante de conducir que un M135i, un Mercedes A35 o un Audi S3, lo que es un buen augurio para el Hyundai Kona N que hemos probado.

¿Es el Kona N un i30 más alto?

Se podría decir que quizá sí. Utiliza el mismo motor turbo de cuatro cilindros y 2.0 litros de 275 CV y continúa impulsando solo el eje delantero. La División N consideró meterle tracción a las cuatro ruedas, pero al final la descartaron por su peso adicional y su mayor complejidad técnica. 

Aun así el Kona N se venderá como un producto un poco más premium, con una caja de cambios DCT de ocho velocidades y diferencial de deslizamiento limitado de serie, dos elementos opcionales en el i30N.

Alfa Romeo Giulia GTA

Coches deportivos

Los coches deportivos nos hacen soñar despiertos: grandes prestaciones, promesa de sensaciones al volante, de una conducción sin igual. Los hay grandes, pequeños, bonitos, feos, caros y baratos. Pero todos ellos tienen en común una cosa: si merecen la pena, están aquí. ¡Sigue el link!

Hyundai está convencido de que también debería tener alguna capacidad de SUV, por lo que no irá más bajo que un Kona normal. Tendrá control de descenso de pendientes y varios modos de tracción gestionados a través del ESP. Seguramente sean nieve, arena y barro, aunque aún están en el aire.

Estos funcionarán por separado del conjunto habitual de modos de conducción N, que ajustan la nitidez del acelerador, los cambios de marcha, el sonido del escape y la suspensión, mientras que la caja de cambios tiene su propio conjunto de configuraciones que incluyen launch control y el 'Grin Shift'  similar al botón Sport Response de Porsche.

Vaya, suena complejo ...

Puede sonar así, pero una vez que empiezas la prueba del Hyundai Kona N sientes que no lo es. Pon el cambio en modo Sport (el modo N todavía es demasiado duro para la carretera, pero estamos encantados de que Hyundai ni siquiera haya contemplado ablandarlo) conduce y disfrutarás como nunca.

La decisión de mantener la tracción delantera cobra importancia aquí. La dirección y cómo gestiona la potencia es algo con lo que otros departamentos de ingeniería se podrían pelear, pero la División N se siente cómoda dejándolo sin filtrar: un poco de entretenimiento para que el conductor tenga cosas de hacer y plenamente controlable a velocidades legales.

¡Buenas noticias!

5 novedades de Hyundai para 2021

Este prototipo de Kona N, que hay que decir que está muy cerca de la versión definitiva, se conduce como un i30N con el asiento elevado. Es un poco más pesado (aunque aún no hay cifras) y el centro de gravedad es naturalmente más alto, pero la distancia entre ejes también es 30 mm más corta, lo que contrarresta ese efecto con una pequeña inyección de agilidad adicional. Frena en curva con el ESP apagado y lo notarás...

Es una propuesta completamente diferente a su media docena de rivales alemanes, y se nota que en la marca están orgullosos de ello. Es más pequeño, liviano y simplemente más divertido que un X2 o SQ2.

¿Algo más que necesite saber?

Será un automóvil global, por lo que, a diferencia del i30N, llegará a mercados como Estados Unidos. Las prestaciones oficiales aún no se han publicado, pero esperan un 0 a 100 de menos de seis segundos y una velocidad máxima de 250 km/h. 

A la hora de encargarlo podrás añadir asientos deportivos ligeros (ahorro de 2,2 kg) y ruedas forjadas (otros 14,4 kg). 

Ah, también merece la pena recordar que al presionar el botón del ESP, verdaderamente lo apaga y hay un freno de mano manual tradicional.

¿Es deportivo, entonces?

Si bien podemos esperar que los futuros coches deportivos de la División N sean eléctricos (y quizás de hidrógeno), mientras tanto, el Kona N es uno de esos coches que llevan a sus conductores a hacer travesuras y a pasarlo bien... aun sin renunciar a la tecnología de seguridad activa disponible solo con presionar un botón.

compacto deportivo lujo altas prestaciones radical

Compactos deportivos

Los coches compactos deportivos son especiales por muchas razones. Probablemente tengan el tamaño ideal, no necesitan motores estratosféricos para ofrecer diversión y están al alcance de (casi) todos. Puede que aquí no esté toda la información que existe, ¡pero sí toda la que te gusta leer!

El Kona N también ofrecerá un sistema de telemetría que monitorizará la conducción en circuito para que puedas aprender dónde necesitas mejorar en los track days. 

La conclusión final nos la vamos a guardar para cuando podamos probar el Hyundai  Kona N definitivo, pero según hemos comprobado con este prototipo, entrará en un segmento muy pequeño del mercado... y lo va a sacudir por completo.

Un texto de Stephen Dobie

Y además

Buscador de coches