Pasar al contenido principal

Prueba Honda CR-V 2018: ahora también con siete plazas

La quinta generación del Honda CR-V 2018 llega con un motor de gasolina 1.5 turbo y también con versión de siete plazas… pero aún hay mucho más

Imagen de perfil de Alfredo Rueda
Actualizado
Honda CR-V 2018

Esta es la prueba del Honda CR-V 2018, el SUV más vendido del mundo en su segmento según Honda, con casi 10 millones de unidades vendidas en el mundo desde su aparición allá por 1995. Con este curriculum, la quinta generación debe traer un montón de argumentos para seguir siendo un superventas. Y los trae.

¿Qué motores trae?

Pues para empezar, no habrá diésel. De momento, y en octubre, el Honda CR-V 2018 llega con un motor de gasolina 1.5 VTEC Turbo que rinde 173 CV con cambio manual de seis velocidades y 193 CV si monta la transmisión automática CVT. En marcha resulta muy refinado, con un escaso nivel sonoro o de vibraciones.

Eso sí, si le pides ‘chicha’ no parece tener esos caballos que declara, sino alguno menos. Una lástima, porque es un motor de lo más agradable. Y, aunque no lo parezca, tendrás fuerza de sobra para llevar a todos sus ocupantes y equipajes, que pueden ser muchos…

¿Y eso de la opción de las siete plazas?

En el Honda CR-V 2018 no es una opción… es una versión diferente, e incluye eso, una tercera fila con dos asientos más, hasta completar siete y manteniendo la misma longitud exterior de 4.605 mm (igual también que la de su predecesor). El que no aumente su longitud exterior provoca que su espacio para las piernas sea válido solo para niños o para adultos en trayectos más bien cortos, pero es innegable el plus de utilidad que le da a este SUV de Honda. Por cierto, acceder a ellas es un poco difícil, a pesar de que la segunda fila se pueda desplazar 150 mm. Bueno, aún así, me ha gustado mucho esa posibilidad de tener dos plazas más en un momento dado.

Honda CR-V 2018
Honda CR-V 2018


Y más si pensamos en que, al plegarlas, junto a las de la segunda fila, queda un suelo del maletero totalmente plano y con espacio para introducir objetos de hasta 1.830 mm de longitud. Mira la foto que hay a continuación...

Honda CR-V 2018
Honda CR-V 2018

¿Qué cambia al volante?

Para empezar, la calidad de los materiales en el Honda CR-V 2018 es bastante superior a la del Honda CR-V ahora conocido, ya casi a la altura si no igual a los de un SUV premium. El salpicadero lo preside una gran pantalla táctil que aloja información del sistema de infoentretenimiento y del sistema de climatización, mientras que entre los relojes también tendrás una pantalla de siete pulgadas con multitud de información, entre la que puedes encontrar el par que se desvía a cada uno de los ejes en la versión AWD.

Honda CR-V 2018
Honda CR-V 2018

Pero lo que más me ha gustado es el hueco configurable y tan grande que hay bajo el reposabrazos central. Impresionante.

Dices que viene con tracción total, pero ¿habrá también tracción delantera?

Si, por supuesto, y con cambio manual de seis velocidades que será la versión de acceso junto a su acabado base, el Comfort. Respecto a su tracción integral inteligente, traslada par al eje trasero dependiendo de las condiciones de conducción. Es decir, si sales de un stop con prisa o circulas por terrenos de mala adherencia, podrá transferir hasta un 60% de par a las ruedas traseras sin que tú hagas nada al respecto.

Honda CR-V 2018
Honda CR-V 2018

No le he podido probar, ya que las carreteras del Tirol austriaco por donde pude circular con este Honda CR-V 2018 iban cargadas con mucho tráfico y la velocidad media fue de 80-100 km/h. Por eso, tampoco te puedo hablar mucho de su dinámica de conducción aunque, por lo que poco que detecté, apunta muy buenas maneras, con una amortiguación equilibrada y un aplomo en carretera muy alto.Por cierto, a esa velocidad este motor está de lo más a gusto y no superé en ningún momento los 6 l/100 km de consumo. Un prodigio de eficiencia.

¿Y de equipamiento?

Tendrás todo lo que puedas desear. Bueno, o casi. Tienes cuatro niveles de equipamiento (Comfort, Elegance Navi, Lifestyle y Executive) con una cantidad de elementos que no te harán añorar nada de coches superiores… Por cierto, todos equipan de serie el sistema Honda Sensing, con un montón de tecnologías de seguridad activa como el avisador de colisión frontal o cambio de carril, el control de crucero adaptativo o el sistema de asistencia inteligente de velocidad.

Y todo con cinco años de garantía y un precio de partida de 29.900 euros.

Honda CR-V 2018
Honda CR-V 2018

Prueba Honda CR-V Hybrid

En febrero de 2019 llega la versión híbrida del Honda CR-V 2019. Por fuera, y a excepción del anagrama trasero, es prácticamente idéntico al de gasolina. Por dentro, la principal diferencia reside en su palanca del cambio automático: no existe. Me explico: en su lugar hay toda una serie de botones para activar la función necesaria: D para moverse hacia delante, R para la marcha atrás, P para la posición de parking… lo puedes ver en la siguiente foto.

Honda CR-V 2019 Hybrid
Honda CR-V 2019 Hybrid

¿Y por qué prescinde de la palanca? Porque también prescinde de una transmisión convencional. Me vuelvo a explicar: en lugar de utilizar una transmisión convencional, una única relación de engranaje fijo crea una conexión directa entre los componentes móviles. Esta configuración hace que el sistema de Honda sea más compacto  que el sistema planetario e-CVT que suelen incorporar otros automóviles híbridos. En marcha he podido comprobar como dinámicamente es más suave que la transmisión CVT, con una respuesta más progresiva de la aceleración. Eso sí, si le pisas con ganas, el motor se revoluciona a tope y no respirará hasta que no alivies la presión en el acelerador. Esto genera un sonido muy perceptible en el interior, a pesar de contar con cancelación activa de ruido.  Pero el empuje que sentirás, sobre todo si pulsas el botón Sport, es muy notable.

El Honda CR-V 2019 Hybrid está equipado con un motor de gasolina i-VTEC de 2 litros, con una potencia de 145 CV a 6.200 rpm, y un motor eléctrico de 135 kW (con un par de 315 Nm). Trabajando juntos alcanzan los 184 CV que resulta en una aceleración de 8,8 segundos para pasar de cero a 100  km/h en 8,8 segundos en las versiones equipadas con tracción delantera y en 9,2 segundos en las versiones con tracción total, alcanzando una velocidad máxima de 180 km/h.

Honda CR-V 2019 Hybrid
Honda CR-V 2019 Hybrid

La tecnología i-MMD (Intelligent Multi-Mode Drive) recibe este nombre porque cambia de forma inteligente y automática entre sus tres posibles modos de propulsión: EV Drive, en el que la batería de iones de litio alimenta el motor de propulsión eléctrica directamente (en éste modo eléctrico la autonomía máxima es de 1 a 2 kilómetros); Hybrid Drive, en el que el motor de gasolina suministra energía a un segundo motor-generador eléctrico, que transmite a su vez energía a las ruedas a través del motor de propulsión eléctrico; y Engine Drive, donde el motor de combustión proporciona la energía.

La verdad es que el cambio de modos se hace de forma muy suave, sin que los pasajeros se den cuenta prácticamente. Y digo prácticamente porque si circula en modo eléctrico y le pegas un buen pisotón, el sonido de su motor de combustión sí que se hace muy patente. Además, el tema de la transmisión fija hace que no respire hasta que no sueltes presión en su acelerador. 

Respecto a su equipamiento, hay cuatro niveles y son los mismos que en el Honda CR-V normal y que puedes ver algo más arriba. También monta el mismo sistema de tracción integral. Una diferencia notable que se me ha olvidado comentarte: esta versión no podrás elegirla con siete plazas. Un claro hándicap para los que tengan familia numerosa. Y otra cosa, el maletero es algo más pequeño, 497 litros por los 561 que ofrecen las versiones con el motor 1.5 Turbo de gasolina.

La semana que viene se aceptarán los primeros pedidos, aunque en febrero llega a España con un precio de partida de 34.200 euros con el acabado básico Comfort y tracción 4x2. Podrá alcanzar los 46.850 euros del más completo 4x4 y equipamiento Executive.

Lecturas recomendadas