Prueba Mercedes Clase X

A nosotros nos falta clase. A él le sobra...

Imagen de perfil de Hugo Valverde
8 10

Nuestro veredicto

¿Vives en Estados Unidos? Tengo una mala noticia: no podrás comprarte el vehículo de esta prueba, el Mercedes Clase X. Lo siento, pero por residir en la tierra del Tío Sam, tu garaje no podrá ser colonizado por el nuevo modelo de la compañía de la estrella. A cambio tienes a tu disposición esos pick-up de casi dos pisos de altura, aunque sin el brillo que da la estrella en el morro y con la que podrías haber sido el amo y señor de Wisteria Lane.

prueba mercedes clase x

Y es que la firma de Stuttgart quiere ser como Dios. ¿Omnipotente? No, omnipresente. Quiere estar en todos lados, en todos los segmentos. Y la verdad es que pocos le faltan. Para llegar lo más rápido posible ha contado con la plataforma de la reputada Nissan Navara, a la que se ha metido mano para mejorar su confort a bordo y su capacidad off-road: se he bajado el centro de gravedad 20 mm, ambas vías se han ensanchado 7 cm, cuenta con un eje delantero de nueva construcción, uno trasero rediseñado y con suspensión Multi-link y nuevas estabilizadoras. Asimismo, se ha ajustado el sistema de frenos, así como los mulles, amortiguadores y el ESP. También se ha recalibrado la dirección para tener menos desmultiplicación.

Opinión: ¿a quién demonios van dirigidos los pick-up?

Tienes que fijarte bien para ver sacar las similitudes con el pick-up japonés. Pero si no las encuentras, los botones del sistema 4x4, los de los asientos calefactables o los situados en la maneta para abrir el vehículo sin llave te lo ponen fácil. Y hasta ahí lo que comparte en lo que a diseño se refiere, porque el Mercedes Clase X le da revueltas. El exterior comprarte el lenguaje de los turismos de la marca, al igual que el interior. Y es que es en el habitáculo donde marca la diferencia. Comparte el volante y el cuadro de instrumentos con el Clase A, E, GLC y compañía. Además, el catálogo de opciones lo integran elementos con materiales nobles, como el cuero o la madera. Sí, madera. Asimismo, estrena unas toberas horizontales, situadas en la parte central del salpicadero, que portarán los próximos modelos de la firma. Todo ello para brindar una calidad percibida realmente buena.

Así era su prototipo: Mercedes X-Class Concept

Para bien o para mal, las sinergias, como el Fíat Múltipla, existen. Aquí tienes tienes una de la alianza Renault-Nissan con Mercedes. Porque el Clase X equipa los dos motores disponibles para el Navara: 2.3 turbo con 163 CV y 2.3 biturbo con 190. A mediados de 2018 llegará el bloque creado, este sí, por Mercedes-Benz: un V6 de 258 CV. 

He tenido la oportunidad de probar el Mercedes X 250d, que monta el de 190 CV. Tiene la fuerza suficiente para mover el coche con facilidad, a pesar de sus 2.161 kilogramos. Y eso se agradece, y más cuando te enteras que este mulo de carga puede soportar más de 1.1 toneladas y arrastrar 3,5.

prueba mercedes clase x

En marcha me ha sorprendido la comodidad; bravo por el trabajo realizado por Mercedes. También lo bien insonorizada que está la cabina. Solo interrumpe el silencio el sonido generado por sus grandes retrovisores.

Renders de pick-up: cinco modelos que jamás existirán. Pero molaría

Con la prueba del Mercedes Clase X he podido constatar que con este pick-up puedes ponerte el smoking e irte a cenar a un sitio lujoso; recuerda que lleva una estrella en el morro, pero también, el chundal algo más casual con el que ensuciarte. Porque este vehículo industrial, con su tracción integral acoplable puede vadear ríos, sortear cruce de ejes o subir y bajar empinadas rampas, y todo ello sin la necesidad de accionar la reductora, porque también tiene.

Prueba del Mercedes Clase X

En definitiva, Mercedes ha creado un vehículo industrial muy atractivo cuyo precio parte de 37.113 euros. Vamos, un tipo con mucha clase… X.

Lecturas recomendadas