Pasar al contenido principal

Prueba Mercedes GLA 2017: ¡al barro con sus mejores galas!

Ha sido sometido a un lavado de cara pero eso no le desanima a la hora de jugar entre polvo... ¡y parece que le gusta!

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez

Cuando te proponen hacer una prueba off-road, al menos en mi caso, en la cara se me dibuja una gran sonrisa. Me encanta: ¿a quién no le gusta jugar con el barro? Dirás lo que quieras, pero seguro que en tu más tierna infancia soñaste alguna vez con rebozarte entre la arena del parque con tus mejores galas… era el mayor subidón de adrenalina que podías experimentar en aquellos tiempos. 
Pues algo así pasa cuando llega el turno de hacer la prueba del Mercedes GLA 2017, el SUV compacto premium que, recientemente, ha recibido un lavado de cara ligerito, eso sí, pero con novedades interesantes que ya te contamos aquí y sin perder un ápice de su esencia. 

¿Buscas un rival a la altura? Échale un ojo a uno de los buenos: BMW X1

Sin embargo, apariencias aparte, cuando uno prueba un SUV (Sport Utility Vehicle) quiere comprobar cuánto de sport y cuánto de utility hay en su ADN, por eso mola ponerse al volante de un nuevo Mercedes GLA 220 4MATIC de reluciente color ‘beige canyon’ y pensar en hacerle diabluras lejos del hábitat natural que podrías esperar de un modelo así: la ciudad. 

El GLA de la prueba 184 CV de potencia, tiene tracción integral y un cambio automático de doble embrague con 7 marchas 7G-DCT. El nuevo GLA se ofrece con tres variantes del tren de rodaje: el confort - de serie - otro de altura rebajada en combinación con la línea AMG Line o el paquete dinámico y, ¡redoble de tambores!, el que aquí nos incumbe: el tren de rodaje de confort Offroad (disponible de manera opcional).

En él, la altura de la carrocería ha aumentado 30 milímetros y eso se nota al circular por el trazado en el que me encuentro, pues la distancia al suelo es mayor y eso permite sortear los obstáculos sin que se resienta la comodidad de los ocupantes del vehículo. A esto contribuye también un interior muy cuidado, donde predominan los acabados de alta calidad y donde encontramos nuevos tapizados. Será un SUV, pero no podemos olvidarnos de la gama a la que pertenece… Es un Mercedes y cuando tienes clase, sabes de qué manera no perderla.

Por otro lado, durante la prueba, noto que la dirección del Mercedes GLA 2017 es muy precisa por lo que las continuas correcciones que debo hacer durante el recorrido off-road resultan un juego de niños y puedo maniobrar con facilidad por los estrechos caminos. No me gustaría dejar una “bonita firma” en su impecable carrocería… 

Entonces, ¿el nuevo GLA no necesita que le echen un cable?

Aunque la visibilidad general es buena, las cámaras de visión 360 grados contribuyen además a tener controlado cualquier otro imprevisto en alguno de los ángulos muertos pues reproduce en la pantalla central todo el entorno y puedes configurarlo para verlo también dividido en siete perspectivas distintas, entre las que se incluye una representación virtual del Mercedes GLA a vista de pájaro. Esa rama traicionera o ese roca que juega al despiste en el camino no volverán a jugarte una mala pasada… 

Echa un vistazo a los mejores todoterrenos 2017
 

De esto se encargan cuatro cámaras: una en el frontal, otra en la parte trasera y una en cada uno de los retrovisores exteriores. Además, a través del modo Off-Road puedes controlar también el ángulo de inclinación del coche o el giro de las ruedas delanteras.  No es taaaaan efectivo como el Mercedes Clase G que tienes en las fotos de abajo, pero bueno, se defiende.

Para el descenso de pendientes - en mi recorrido, bastante pronunciada -, solo tengo que preocuparme de activar el control DSR, que establece una velocidad máxima de 5 km/h mientras está activado, de manera que no necesito tocar freno ni acelerador durante toda la bajada pues el vehículo se mantiene a ese ritmo de manera constante. 

Vale, ¿te lo llevarías de excursión?

Bueno, quizá si inviertes en torno a 40.000 euros en tu nuevo GLA 2017 te lo pienses dos veces a la hora de sacarlo de su zona de confort, pero el dinamismo y la respuesta todoterreno no te decepcionará, de eso puedes estar seguro. Y a fin de cuentas, ¿acaso un aventurero de manual no asume riesgos? Su comportamiento asentado y resolutivo lejos del asfalto y sus numerosos sistemas de ayuda prometen diversión, así que como decía Queen, en este caso another bites the dust. Y a Queen nunca se le lleva la contraria. 

 

Lecturas recomendadas