Pasar al contenido principal

Prueba del Morgan Aero Supersports: un juguete caro...

Racional y ridículo. Eso es lo que le hace tan brillante.

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez

No hay nada como él en la carretera. El Morgan Aero Supersports es una evolución del Aero 8 y de su edición especial Aeromax. De hecho, toma algo de cada uno: es descapotable, como el Aero 8, y es atractivo, lleno de detalles y tan caro como el Aeromax. Puede estar construido a mano en un pequeño taller de una pequeña calle de Malvern (Inglaterra) pero tiene a BMW detrás. Y es que el Aero Supersports está propulsado por el bloque V8 de 4,8 litros de la firma bávara. 

Vale, ¿y cómo se las apaña en la carretera?

El Aero Supersports hace honor a su nombre. Es muy rápido, como pocos coches hoy en día. Eso es básicamente porque no hay electrónica que te ayude, por lo que te deja a ti y a tu pie derecho como únicos responsables de sus 373 CV, que se transmiten a las ruedas traseras. Morgan lanzará modelos híbridos a partir de 2019, pero no te asustes y disfruta de esto mientras puedas. 

Tremendamente pijo: así es el Morgan EV3 Selfridge

Hay cambio manual y automático e inusualmente, optaríamos por este último si tenemos en cuenta que estarás lo suficientemente ocupado como para preocuparte del engranaje de las marchas. Es como de otro mundo, como su aspecto sugiere, y su capacidad de ganar velocidad, respaldada con un escape lateral capaz de asustar a los peatones a su paso, dibujará una sonrisa del tamaño de la del Joker en tu cara. Olvídate del techo para mayor diversión. 

La suspensión es rígida, pero no demasiado comprometedora, y la dirección muy rápida y comunicativa. Los frenos además son poderosos y aunque pueda parecer indomable, es fácil imaginarte recorriendo en él grandes distancias al volante.

¿Contribuye a esto el interior?

Dentro estarás muy ajustado, así que disfrutarás más del Morgan Aero Supersports cuando circules sin techo; la forma de entrar y salir es además mucho más fácil. Por otro lado, la posición de conducción es baja, irás con las piernas prácticamente estiradas, el volante lo tienes muy cerca y la puerta queda a tu espalda. 

Tómate tu tiempo antes de sentarte en él y disfrutar de los detalles. Está hecho a mano y en su salpicadero encontrarás detalles que lo corroboran. Y aunque lleve equipo de música, hazme caso: no lo necesitas. 

Mantener todo esto me saldrá por un pico, ¿no?

Poseer un Morgan es un pasatiempo excéntrico pero el Morgan Aero Supersports es quizá el más inusual de todos, con la posible excepción del 3 Wheeler. Es caro, pero conducir uno de ellos no debería ser demasiado dañino a nivel económico pues el V8 no tiene que trabajar demasiado duro para mover el conjunto. Morgan cifra el consumo en 9,05 litros a los 100 km y no debería estar demasiado lejos de esto a no ser que el pie derecho te pese demasiado.

Nuestro veredicto

El Morgan Aero Supersports es un coche bonito hecho de árboles buenos y sólidos para británicos buenos y sólidos. O lo que es lo mismo, si te decides a pagar por él las 126.900 libras que vale (unos 150.000 euros) te llevarás a cambio un divertido juguete para gente con gustos caros. 
 

Lecturas recomendadas