Prueba Porsche Cayenne E-Hybrid 2018: un Porsche... diferente

Sí, es híbrido y enchufable, pero además, todo un Porsche...

Porsche Cayenne E-Hybrid 2018
9 10

Nuestro veredicto

A la tercera generación del Porsche Cayenne le faltaba la versión híbrida. Y aquí está, más eficiente que nunca y que se posiciona como la versión más interesante de adquirir, luego te digo porqué.

¿Qué mecánica lleva?

El sistema de propulsión del nuevo Porsche Cayenne E-Hybrid 2018 está compuesto por un motor V6 turboalimentado de 3.0 litros que entrega 340 CV y 450 Nm de par motor, y un motor eléctrico con 136 CV y 400 Nm de par motor unido a un paquete de baterías de iones de litio de 14,1 kWh. La potencia combinada del sistema de propulsión híbrido es de 462 CV con un par máximo de 700 Nm. Con este rendimiento acelera de 0 a 100 km/h en 5,0 segundos y marca una velocidad máxima de 253 km/h.

Por su parte, el motor eléctrico del Porsche Cayenne E-Hybrid 2018 es capaz de recorrer hasta 44 kilómetros en teoría con una sola carga de su batería a velocidades de hasta 135 km/h, mientras que el consumo medio homologado es de entre 3,2 y 3,4 litros a los 100 km. 
¿Y qué pasa al agotarse la batería? Que la puedes recargar en marcha, un proceso que lleva bastante tiempo (y gasolina), o casi mejor, en casa. La operación le llevará casi 8 horas en un enchufe normal (utilizando el cargador estándar de 3,6 kW y una conexión de 230 voltios con 10 amperios) o solo 2,3 horas con el cargador adicional de 7,2 kW y una conexión de 230 voltios con 32 amperios. 

También con modos

Al igual que su hermano el Porsche Panamera, este Cayenne E-Hybrid posee cuatro modos de conducción: E-Power, Hybrid Auto, Sport y Sport Plus, selecionables a través del conmutador del volante. Pulsando el botón Sport Response situado en la parte central del conmutador de modo tendrás 20 segundos de máximo rendimiento para las situaciones en las que necesites ganar velocidad con la máxima rapidez. Notar como tu espalda se pega al asiento en este SUV impresiona… de verdad.

Porsche Cayenne E-Hybrid 2018

Además, a través del Porsche Communication Managemet (PCM) es posible seleccionar los modos E-Hold que mantiene lo máximo posible esta carga eléctrica y el E-Charge, que prioriza la carga de este motor eléctrico. Pero, según he podido comprobar en esta prueba dinámica, si quieres que la batería se recargue... lo mejor es enchufarlo. Cuesta mucho hacerlo en marcha y hay que gastar bastante gasolina en este acto. Bastante más de la que luego ahorrarás en los casi 40 km que podrás recorrer sin consumir combustible...

Porsche Cayenne E-Hybrid 2018

Y... ¿en marcha?

Dinámicamente, el comportamiento del Porsche Cayenne E-Hybrid 2018 es muy similar al resto de la gama, a excepción de las inercias que traslada, ya que sus casi 2.300 kg (275 más que la versión S) se notan, aunque el aplomo que muestra en curva sigue siendo alto. El tacto de los frenos me ha gustado, a pesar de un audible 'click' al pisar el pedal y cierto comportamiento 'on-off', más atenuado que en otros híbridos.

Porsche Cayenne E-Hybrid 2018

Su dirección resulta precisa y directa, ayudada por el eje trasero direccional que también equipa la versión turbo. Lo único que me ha parecido mejorable es la respuesta de su caja de cambios automática Tiptronic S, algo lenta al recuperar velocidad en adelantamientos, por ejemplo, y tener que bajar dos o tres marchas. 

¿Por qué es la versión ideal?

Como te decía al principio, esta versión es de las más interesantes, y es que la relación precio/potencia de este Porsche Cayenne E-Hybrid 2018 es muy favorable, ya que, en comparación con la versión S, de 440 CV y 107.127 euros, ganas 22 CV y ahorras 13.818 euros, con los que, por ejemplo, podrías adquirir un utilitario para tu pariente/a o para tu hijo/a. No me digas que así visto, no resulta la versión ideal... pues eso.

Lecturas recomendadas