Pasar al contenido principal

Prueba del Volkswagen Golf: porque ocho es mejor que siete

Porque un Golf, es un Golf.

9 10

Nuestro veredicto

Sin duda alguna, realizar la prueba del Volkswagen Golf que tienes ante tus ojos en este artículo ha sido toda una experiencia para mí. Y no sólo porque se trate de uno de los coches nuevos que mayor éxito ha cosechado en el mercado generación tras generación —con nada menos que 35 millones de unidades vendidas a lo largo de sus 45 años de Historia—, no: también necesitaba saciar mi curiosidad ante una revolución prometida por Volkswagen que, a simple vista, no parece tal. Si sólo te fijas en su cascarón, claro. 

Volkswagen Golf 8 GTI: así podría ser el nuevo icono

No te voy a mentir: yo también me llevé cierto ‘chasco’ cuando pude ver, hace algunas semanas, las primeras imágenes oficiales del nuevo Volkswagen Golf 8 2020. Aunque nadie esperase un diseño exterior rompedor, lo cierto es que una buena parte de su público esperaba ver unas líneas que demostraran que nuestros colegas alemanes saben darle una vuelta de tuerca a sus modelos clave. ¿Han pecado de continuistas los diseñadores de Wolfsburgo con esta octava generación del sucesor espiritual del Escarabajo? Pues no. Pero para entender en qué parte de la mesa han dado el puñetazo hay que mirar más allá. 

 

Prueba del Volkswagen Golf: parece lo mismo, pero no es igual

Atendiendo a sus formas exteriores es fácil creer que los creadores del octavo capítulo del Volkswagen Golf no se han roto las manos: sus cotas permanecen prácticamente intactas y sólo su frontal más bajo y agresivo delatan que se trata de un modelo nuevo. Ese continuismo en su línea exterior ha dado como resultado una habitabilidad interior sensiblemente mejorada con exactamente el mismo maletero disponible que en el modelo saliente: 380 litros que pueden ampliarse a 1.237 al abatir los asientos traseros, suficientes pero ligeramente por detrás de los 478 que ofrece, por ejemplo, un Honda Civic

Es al fijarte en su salpicadero cuando empiezas a notar las enormes diferencias con el modelo precedente: además de lucir una línea mucho más limpia, ahora integra de serie en todos los acabados el cuadro de mandos digital que, unido a la pantalla de al menos 8,25 pulgadas que preside su consola central —de 10 en los escalones superiores— y a la presencia de abundantes controles táctiles para manejar elementos como las luces, la climatización e incluso las lámparas de cortesía del techo, hacen que seas consciente de que la tecnología ha tomado los mandos aquí dentro. ¿Recuerdas la película Terminator? Pues empieza a temblar. Porque aún no te he contado nada. 

La gama del nuevo Volkswagen Golf 8 estará compuesta por un total de cuatro acabados en los modelos normales —dejando a un lado versiones como el GTI, TCR, R o GTE— que, ahora, pasarán a conocerse como ‘Golf’, ‘Life’, ‘Style’ y ‘R-Line’. El más sencillo de todos ya traerá consigo llantas de 16 pulgadas, una suscripción de tres años a la aplicación ‘We Connect’ —con la que podrás entrar y arrancar el coche desde tu smartphone— y una interesante dotación en materia de seguridad con asistentes como el sistema para evitar el cambio involuntario de carril, el control de crucero adaptativo o ‘Car2X’, que te permitirá anticiparte de las incidencias del tráfico gracias a la comunicación que a través de su protocolo podrá hacer el Golf con otros vehículos de la vía y las infraestructuras de la misma. Y en opción tendrás el ‘Travel Assist’, que por primera vez unificará la acción de los distintos elementos de seguridad para poder ejercer una conducción semiautónoma hasta los 210 km/h. Sé lo que estás pensando: mola y da miedo al mismo tiempo. Sí. 

 

Prueba del Volkswagen Golf: motores para todos los gustos

Entre la oferta mecánica del nuevo Golf podrás encontrar opciones para, literalmente, satisfacer las necesidades de cualquiera. Y eso incluye, además de las variantes más golosas como los ya mencionados GTI o R, dos opciones de gasolina, dos diésel, una de gas y hasta cinco versiones apoyadas en la electrificación —tres microhíbridas y dos híbridas enchufables— con las que los alemanes pretenden volver a colarse entre los mejores coches híbridos del mercado. ¿Quieres más datos? La horquilla de potencia irá desde los 110 CV hasta los 300 del R. Con 245 en el GTE y una cifra semejante en el hot hatchback por excelencia. 

Aunque durante la presentación internacional del coche en las inmediaciones de Oporto he podido probar varias opciones mecánicas, te contaré las sensaciones que me ha dejado la versión eTSI de 1,5 litros y 150 CV que, además de estar asociada al cambio DSG de siete relaciones, tiene etiqueta Eco de la DGT. Y modo Sport, claro. 

Prueba del Volkswagen Golf
Volkswagen Golf: 45 años siendo el líder de los compactos... de forma merecida

Como te habrás imaginado, el motor empuja con mucha soltura al conjunto a pesar de su poca cilindrada y la llegada del par máximo de 250 Nm entre las 1.500 y las 3.500 vueltas lo convierten en un aliado perfecto para los desplazamientos que hace a diario el común de los mortales. Su caja funciona muy bien y, a pesar de contar con una palanca algo pequeña —siguiendo el estilo marcado por el Porsche 911, claro—, ahora es mucho mejor gracias a que su accionamiento ha pasado a ser completamente electrónico. Sí, eso le quita ‘autenticidad’ a su manejo. Pero también evita que puedas hacer un destrozo al moverla de posición en marcha. 

Dinámicamente el nuevo Golf 8 sigue siendo un Golf, y eso es genial: por mucho ritmo que puedas llevar el coche siempre sigue la línea marcada y vuelve a demostrar por qué cuando cualquier fabricante quiere crear un rival para el segmento de los coches compactos siempre pone la lupa sobre el modelo de VW. Es cómodo, fácil de conducir y práctico. Pero eso no implica ser aburrido en una carretera de montaña. Como siempre y como nunca, al mismo tiempo. 

 

¿Cuál es el precio del Volkswagen Golf 2020? 

Ahora que sé que estás planteándote hacerte con uno, te cuento: los precios del Volkswagen Golf para el mercado español todavía no tienen su forma definitiva, pero los responsables de la firma en nuestro país nos facilitaron algunos datos interesantes. A su llegada a España la versión más asequible estará configurada por el bloque TSI de 130 CV y el acabado ‘Golf’ que, se espera, ronde los 24.000 euros. Para quienes quieran algo más también podrá comprarse la versión eTSI de 150 que he podido probar junto con el acabado ‘Style’, que quedará cerca de los 30.000. ¿Necesitas algo menos dañino para tu bolsillo? Tendrás que esperar: tras el verano de 2020 veremos entre nosotros la verdadera versión de acceso que, por 22.900 euros, te permitirá llevarte a casa el acabado más sencillo asociado a la mecánica TSI de 110 CV con cambio manual. Con grupos ópticos LED de serie. Y la tranquilidad de saber que ni siquiera tu suegra podría criticar tu decisión. Porque un Golf, es un Golf. Maldita sea.

Y además