7 claves para conocer mejor al Mercedes Clase S 2017

Aparcará solo. Frenará solo. Evitará accidentes mejor que nunca. ¡El pináculo tecnológico de Mercedes se renueva!

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

El nuevo Mercedes Clase S aparece en el Salón de Shanghái y lo hace con una serie de mejoras en el apartado tecnológico para seguir siendo la referencia de su categoría. El Audi A8 2017 parece que será su principal rival, sin duda; se prepara una lucha sin cuartel para conquistar el segmento del lujo y de la tecnología más puntera: la conducción autónoma sigue siendo el principal valuarte en este segmento y parece que ambos modelos contarán con nuevos elementos en este sentido. ¡Estas son las novedades que debes conocer del Mercedes Clase S 2017! Al menos, para ir abriendo boca hasta que llegue en julio...

 

Diseño sin cambios importantes

El nuevo Mercedes Clase S es prácticamente idéntico que el anterior, tal como puedes ver en la galería. La actual generación se presentó en 2013; a mitad de su vida comercial sufre esta renovación que afecta mínimamente al apartado estético. Las principales novedades residen en los nuevos faros y pilotos, así como ligeros cambios en paragolpes y otros detalles no demasiado relevantes (llantas, colores, etc). Estos cambios también se traducen en un interior renovado, cuya principal novedad es el nuevo volante de tres radios, nuevo, sí, pero menos atrevido que el anterior con solamente dos radios. Por supuesto, esta renovación también afectará a las versiones más lujosas, el Mercedes-Maybach S560 2017, y a las más deportivas, el Mercedes-AMG Clase S.

 

Será más difícil tener un accidente

 

Nuevo Mercedes Clase S futuro conduccion autonoma camuflado

 

Estoy en un Mercedes Clase E con un hombre llamado Frank Mohn, un ingeniero que participó en el desarrollo del ESP. Una eminencia. Está a punto de mostrarme cómo funciona el sistema ‘Active Breaking System’, para frenar de manera autónoma. El coche es capaz de frenar incluso si estás con el pie derecho hundido en el acelerador. Pero no solamente eso: este sistema es capaz de detectar incluso obstáculos que pueden venir de otros ángulos, por ejemplo, una incorporación o un cruce. En esos casos, este sistema es capaz de analizar la velocidad del objeto que puede provocar el impacto y decidir, en milésimas de segundo, si hace falta frenar, o si el impacto no se va a producir. Inteligencia artificial para evitar impactos: ¡todos los coches del mundo deberían incorporar un sistema así!

Te interesa: así será el volante del futuro. Cuando ya no haga falta

Además de este sistema, el nuevo Mercedes Clase S incorpora todo un arsenal de ayudas a la conducción integrados en el sistema Mercedes-Benz Intelligent Drive, entre los cuales también destaca el sistema de detección de fatiga optimizado, el lector de las señales de tráfico o la nueva evolución del PRE-SAFE, capaz de preparar todos los elementos de seguridad del coche ante un impacto inminente. Los nuevos faros Multibeam LED incluyen 84 pequeños diodos capaces de crear una iluminación clara y de la máxima calidad para evitar la fatiga de tus ojos en conducción nocturna. No obstante, lo más alucinante es el sistema Ultra Range Highbeam: es capaz de generar 1 Lux de intensidad lumínica a 650 metros del coche. ¡Lo máximo que permite la ley!

 

 

Podrás aparcar con tu teléfono

 

Nuevo Mercedes Clase E

 

Que un coche aparque solo ya no nos sorprende. Que utilices el teléfono móvil para hacerlo, tampoco es algo que nos vaya a dejar con cara de tontos, visto lo visto. El nuevo Mercedes Clase S realiza las maniobras de aparcamiento de manera absolutamente autónoma; ya no hará falta colocar la marca o acelerar y frenar: el coche buscará un hueco y aparcará por ti. Si tienes prisa y no puedes esperar, podrás dejar el coche en medio del parking, activar este sistema y monitorizarlo mediante una App en tu teléfono móvil: el coche aparcará solo. Además, tal como ya ocurre con el BMW Serie 7, si alguien te ha aparcado muy cerca y no puedes entrar, el coche podrá salir de la plaza también de manera autónoma, para facilitar el acceso y evitar posibles incidentes.

 

Frenará al llegar a rotondas, estaciones de peaje o curvas peligrosas

 

Nuevo Mercedes Clase S futuro conduccion autonoma camuflado

 

Esto es algo que el Mercedes Clase E no puede hacer. El renovado sistema ha sido bautizado como ‘Active Distance Assist Distronic’ y, en otras palabras, no es más que una evolución del sistema de control de crucero adaptativo. La mayor parte de estos dispositivos son capaces de mantener la distancia de seguridad con el coche que tienes delante, modificar la velocidad e incluso, de mantener el coche en el carril. En algunos mercados, incluso puede cambiar de carril de manera autónoma y adaptar la velocidad del coche a la velocidad de la vía, gracias al reconocimiento de señales de tráfico. El nuevo Mercedes Clase S llevará este sistema a un nuevo nivel, ya que será capaz de localizar obstáculos mediante el GPS y optimizar la velocidad para mejorar la seguridad: rotondas, estaciones de peaje o incluso curvas traicioneras. ¡Bravo!

Por si fuera poco, existe un asistente a la dirección para maniobras evasivas que aplica más intensidad al volante en la dirección en la que el conductor lo está girando para evitar, por ejemplo, un peatón detectado en la zona frontal del coche. De esta forma, es mucho más sencillo controlar la maniobra. Ah, y la función de comunicación del Clase S advierte al conductor con un mensaje DE VOZ sobre la proximidad de un peligro.  

“El coche es capaz de monitorizar la ruta. Si tienes frente a ti una curva de un puerto de montaña con un límite de velocidad de 100 km/h, pero que puede ser algo peligrosa, el coche será capaz de bajar más el ritmo para asegurar el máximo confort y seguridad: por supuesto, te informará de la situación en el cuadro de mandos.” Afirma el ingeniero Volker Klink. En una rotonda, el coche será capaz de aminorar la velocidad de manera autónoma, y si no viene nadie (si se te cruza un coche, tendrás que frenar tú), el coche pasará la rotonda y volverá a acelerar. La manera de frenar o acelerar estará marcada por el modo de conducción: será más agresiva en modo ’Sport’ y más relajada en modo ‘Confort’.

 

Nivel 3 de conducción autónoma: no, de momento

 

Nuevo Mercedes Clase S futuro conduccion autonoma camuflado

 

El Mercedes Clase S 2017 mantendrá el nivel 2 de conducción autónoma: el sistema es capaz de realizar prácticamente todas las funciones de conducción pero el hombre debe estar detrás supervisándolo. Con el nivel 3, el hombre podrá conducir mientras lee el periódico o repasa sus correos electrónicos desde el móvil. Taner Kantemir, Senior Manager de los sistemas de asistencia de Mercedes afirma que esto debería llegar en próximas generaciones, siempre y cuando la legislación lo permita. “Tenemos una larga tradición en sistemas de ayuda a la conducción: empezamos en el año 2000 con el Mercedes Clase S y el sistema Distronic. Desde ese primer momento tuvimos claro que lo principal era la fiabilidad y seguridad de estos elementos.”

El objetivo es que el coche sea capaz de detectar los peligros de la misma manera que un humano y para conseguir esto, parece que todavía nos quedan unos años de investigación y desarrollo. ¿Será el Mercedes Clase S el primer coche en alcanzar el nivel 3 de conducción autónoma? No sería de extrañar…

 

Los motores: el diésel más potente de la historia de la marca

 

Salón de Shanghái: Mercedes-Benz Clase S 2017

Para empezar, un 3.0 con seis cilindros en línea sustituirá al actual V6. Tendrá dos niveles: en el S350d contará con 286 CV y 600 Nm (aumentan los caballos y baja, muy poco, el par), mientras que en el S400d ofrecerá 340 CV y 700 Nm: será el Mercedes diésel más potente de la historia. Por su parte, el S500 se convierte en S560, con el antiguo 4.7 V8 reemplazado por el 4.0 biturbo. Sus señas de identidad son 470 CV, 700 Nm y desconexión automática de cilindros.

¿Quieres un AMG en la gama? Por supuesto, hay un Clase S 63 AMG, que aloja bajo su capó el mismo 4.0 V8 del E63, C63, etc, etc... pero con nada menos que 612 CV, unos alucinantes 900 Nm de par (la misma cifra que un Ferrari LaFerrari) y una caja de cambios automática de nueve marchas. Si, además, lleva el sistema de tracción total 4Matic, pasará de 0 a 100 en 3,5 segundos.

 

Y en su interior...

Nuevo Mercedes Clase S 2017 (VIII)

En el interior del nuevo Mercedes Clase S vas a encontrar la opulencia de siempre. Estrena volante y los controles asociados a éste; además, observamos las pantallas LCD del Clase E. Un sistema de 'control de confort' une los dispositivos asociados a los asientos (masaje, calefacción, etc), el climatizador y la radio para ofrecer diferentes ambientes y adaptarlos a lo que te apetezca: calidez, diversión, frescura... El mundo del lujo es así. Ah, y el extended ambient lighting (cuesta 476 euros) permite componer distintos ambientes a la vez, con la utilización de diez colores de manera simultánea, entre un total de 64 tonos diferentes donde escoger. 

Lecturas recomendadas