Aquí tienes las ¡42 fotazas! del tour épico de McLaren en Nueva Zelanda. De nada

Mira cómo se lo ha pasado la prole de Woking en su paseo por las islas norte y sur de Nueva Zelanda.

Los paquetes de vacaciones normalmente consisten en un vuelo barato a Mallorca, un hotel con alojamiento y desayuno y, con suerte, un par de copas de bienvenida. Y no está mal (para quien le guste este rollo). Pero después, está el paquete de vacaciones de McLaren. Uno en el que recorres las islas norte y sur de Nueva Zelanda al volante de lo mejor de la fábrica de Woking, te alojas en establecimientos de cinco estrellas y te atiborras de manjares gourmet. ¿Notas eso? Sí, es tu glándula de la envidia a toda máquina.

Este tour de McLaren en Nueva Zelanda de ocho días ha tenido lugar hace poco y, a juzgar por las fotos que puedes ver en la galería, deberíamos habernos esforzado más en el instituto. Cada modelo desde los McLaren F1 de los 90 o los 12C a los superdeportivos actuales (570S, 675LT o el sorprendente P1) se plantaron en Auckland –ciudad natal de Bruce McLaren- para una cena de gala antes de ponerse en marcha.

La primera etapa se desarrolló en el nuevo Motorsport Park Bruce McLaren, empezando con unas tandas en circuito. Se trata de un trazado interesante enclavado en medio de un paisaje volcánico, con curvas rápidas que sacan lo mejor de cada coche. Después, se dirigieron a Hawkes Bay para catar algo de vino, antes de subir al ferry y cruzar a la isla sur por el estrecho de Cook.

Tras observar las estrellas desde el lago Tekapo, hubo una parada para pescar salmón y un viaje en helicóptero hasta la estación Minaret con el fin de admirar el glaciar. Puedes imaginarte que las cuentas de Instagram de los asistentes ya estaban echando humo para entonces.

Pero eso no es todo, ya que había más tandas en circuito (esta vez, en el Highlands Motorsport Park) antes del fin de fiesta en Glenorchy, donde los participantes pudieron elegir entre el golf o el puenting. Ya sabes, por si el viaje todavía no había sido lo suficientemente épico para ti.

Vídeo: queridos Reyes Magos, quiero este McLaren P1 eléctrico... ¡de juguete! 

Aunque hay que decir que no estuvo exento de incidentes. Durante el evento, un McLaren F1 se salió de la conga de multimillonarios y cayó en una zanja cerca de Closeburn. Por suerte, nadie resultó herido. Aparte de la cartera de su propietario, claro. Como sabemos, el superdeportivo, que alcanza los 390 km/h de velocidad máxima, no tiene reparaciones baratas. Aun así, es una semana para recordar, ¿no?

Si quieres una tajada de este tour, clica en la galería sobre estas líneas. Sí, hay unos cuantos McLaren. Y también un pájaro.

Tags

  • Superdeportivos
  • McLaren