Pasar al contenido principal

Los 12 mejores compactos deportivos de la historia

Renault 5 Turbo 2
Renault 5 Turbo 2.

Vencedores del Grupo B, de todos los continentes, formas...

Con el reciente anuncio del Toyota GR Corolla de 300 CV, los compactos deportivos vuelven a tomar relevancia en la escena principal del mercado de los coches deportivos. La lista de TopGear es variada en épocas, diseños y marcas.

Los mejores compactos deportivos en el Circuito de Nürburgring

Desde vencedores del Campeonato Mundial de Rally con el Grupo B hasta unidades que seguro que habéis tenido en vuestras propias manos o bólidos capaces de conquistar el circuito de Nürburgring. Estos son los mejores compactos deportivos de la historia:

1. Peugeot 205 GTi

Peugeot 205 GTi
Peugeot 205 GTi.

Con un clásico diseño de la época y el famoso motor XU9 JA de 1,9 litros, el Peugeot 205 GTi alcanzó los 130 CV y 161 Nm de par máximo en su versión de ocho válvulas sin catalizar, en 1986. Un coche con un robusto chasis y buen paso por curva, aunque las suspensiones necesitaban un mantenimiento cada cierto tiempo y la caja de cambios... En fin, cosas de coches clásicos.

2. Ford Fiesta MK7 ST

Ford Fiesta MK7 ST
Ford Fiesta MK7 ST.

El que participase comúnmente en los rallyes de todo el mundo. El Ford Fiesta MK7 ST contó con el bloque Ecoboost de 1.6 litros turbo que lo llevó hasta unos geniales 197 CV y 290 Nm de torque. Contó con un software de vectorización de par independiente a cada rueda del eje delantero, lo que hizo las veces de un diferencial autoblocante. Un coche de tramo sencillamente brutal.

3. Renault Clio Williams

Renault Clio Williams
Renault Clio Williams.

El Renault Clio 16V original recibió esta homologación especial que lo convirtió en un digno sucesor del Renault 5 GT Turbo. Gracias al equipo Williams de Fórmula 1, el coche incorporó diversas mejoras como un chasis de la Clio Cup, una suspensión deportiva y un bloque más grande de 2,0 litros que produjo 148 CV para solo 981 kg de peso.

4. Honda Civic Type R EP3

Honda Civic Type R EP3
Honda Civic Type R EP3.

La segunda generación del Honda Civic Type R aterrizó en 2001 con un cambio estético radical respecto al Civic Typer R EK9. Su motor de 2,0 litros VTEC generó 200 CV A 7.400 rpm, pero con el alza de los motores turbo, sus 192 Nm de par máximo se quedaron cortos. Sin embargo, no deja de ser un Type R. Estirar sus marchas hasta el infinito es sinónimo de felicidad.

5. Lancia Delta Integrale Evo 2

Lancia Delta Integrale Evo 2
Lancia Delta Integrale Evo 2.

El Lancia Delta Integrale es todo un icono de finales de los 80. Tanto el modelo como la marca, que desafortunadamente no ha tenido un digno devenir. Con sus casi 220 CV, tracción integral y un bajo peso, se convirtió en todo un coche de alto rendimiento que actualmente supera con facilidad los 50.000 euros de segunda mano.

6. Renault 5 Turbo 2

Renault 5 Turbo 2
Renault 5 Turbo 2.

El rival histórico en rally del Peugeot 205 T16 del Grupo B. El Renault 5 Turbo de motor central se convirtió en todo un icono de diseño, potencia y rendimiento en Europa. Su motor turbo de 1,4 litros alcanzó los 160 CV de potencia con menos de 1.000 kg de peso, gracias a componentes de aluminio y una carrocería cercana a los estándares de competición.

7. Ford Focus RS MK1

Ford Focus RS MK1
Ford Focus RS MK1.

El primer Ford Focus RS es un coche al que muchos (incluida esta redacción) tenemos un cariño especial. Ford es una de esas marcas que, sin hacer mucho ruido, presentan joyas destacables. Así llegó el Focus RS, con un motor turbo de 2,0 litros y 212 CV, un gran chasis, llantas OZ y un paso por curva demencial. Aunque Ford perdió dinero con cada venta... Cosas de la automoción.

8. Volkswagen Golf GTI MK5

Volkswagen Golf GTI MK5
Volkswagen Golf GTI MK5.

Motor TFSI 2.0 turbo de 200 CV y una configuración mecánica que prácticamente lo convertían en un kart sobre el asfalto. En esta versión también llegó el DSG (caja de cambios automática del Grupo VAG), un chasis remodelado... Todo grandes noticias para un compacto deportivo que continuó con la leyenda del Golf GTI original de 1983.

9. Renault Clio Trophy 182

Renault Clio Trophy 182
Renault Clio Trophy 182.

Si Renault es la marca reina de los compactos deportivos, se dice y punto. Solo se fabricaron 500 unidades de este modelo con un motor 2.0 de 16 válvulas con 182 CV. Como siempre en Renault, la potencia no fue su fuerte, pero el chasis de Renault Sport y la configuración de suspensiones lo convirtieron en un digno rival a tener en cuenta en la carretera.

10. Renault Mégane R26.R

Renault Mégane R26.R
Renault Mégane R26.R.

El Renault Mégane R26.R fue, literalmente, un coche de competición homologado para calle. Jaula antivuelco de arco trasero, asientos baquet con arneses Sabelt, récord de su tiempo en Nürburgring... Y una caja de cambios y diferencial autoblocante traídos del Fórmula 1 de Renault de aquellos años: el R26 de Fernando Alonso. Una brutalidad de 230 CV, 310 Nm de par y mucha fibra de carbono.

11. Honda Civic Type R FK8

Honda Civic Type R FK8
Honda Civic Type R FK8.

Perdonar es necesario. Sí, a Honda, por haber puesto un turbo en el motor de un Type R años atrás. Sin embargo, este FK8 genera 320 CV y 400 Nm de par máximo para solo 1.380 kg de peso, con un agresivo diseño y un rendimiento en pista sobresaliente. Aunque ahora, le toca dar paso a la nueva generación para volver a lo más alto de Nürburgring.

12. Toyota GR Yaris

Toyota GR Yaris
Toyota GR Yaris.

Una de esas agradables sorpresas que llegaron de improvisto con Toyota. Tracción integral, un motor turbo tricilíndrico de 1,6 litros con 261 CV y 360 Nm de par, 1.355 kg de peso y la concepción del rally en cada una de sus líneas. El coche que representa a la marca nipona en el WRC y que inauguró la insignia 'GR', que tantas alegrías está por darnos.

Y además

Nuestros mejores vídeos