Pasar al contenido principal

Los 9 mejores retrovisores de coches

Porsche 911 Speedster Concept

Y eso que hay quien no los mira a menudo...

Texto original de Ollie Kew

Los coches cuentan con multitud de elementos de diseño y uno de los más interesantes pueden ser los retrovisores. En ocasiones por razones de estilo o de aerodinámica, pueden llegar a contar con un aspecto de lo más peculiar. Estos son los 9 mejores retrovisores de coches para nosotros.

BMW M3 (E36)

BMW M3 (E36)
BMW M3 E36.

Tenemos a un verdadero clásico noventero para empezar. Los espejos del E36 son esculturas inteligentes: detalladamente ovaladas, con largueros aerodinámicos. Estas ‘orejas’ eran la parte más curva de este M3. Han sido muy imitadas y copiadas descaradamente -así comp colocadas para adornar a algunos BMW Serie 3 más humildes- innumerables veces desde entonces.

Porsche 911 Speedster concept

Porsche 911 Speedster concept

Sí, estamos haciendo trampa. Perdón. En nuestra defensa, no es culpa nuestra, es de Porsche. Stuttgart se tomó la molestia de soñar con estos magníficos espejos retro de estilo bala para el prototipo 911 Speedster. Después, los mandaron a la basura para el coche de producción, que se conforma con los espejos 911 estándar.

Solo por esa razón, la oficina de Top Gear no está comprando una de estas máquinas de casi 250.000 euros. Esa es literalmente la única razón. Bien hecho, Porsche.

Opel Vectra

Opel Vectra

El detalle de diseño más notable de la berlina de Opel fueron los retrovisores exteriores envolventes que se mezclaban audazmente con el pilar A y el capó. Era algo elegante y original. Era... Lo único que valía la pena recordar sobre el Vectra. Aun así, Opel desechó este detalle para el siguiente y aburrido Vectra. ¿En qué estaban pensando?

Pagani Huayra

Pagani Huayra

Bien, dirijamos esta lista hacia lo exótico. Una de las joyas características del Pagani Huayra son sus retrovisores exteriores, hechos de fibra de carbono y diseñados, según la pluma del propio Horacio Pagani, para que parezcan los ojos de una mujer.

Incluso el tallo sobre el que se equilibran las carcasas de los espejos en forma de lágrima es una escultura de carbono bellamente curvada. Cuidado: no son baratos si rompes uno mientras aparcas, nos han dicho...

Ferrari Testarossa Monospecchio

Ferrari Testarossa de 'Miami Vice' (Corrupción en Miami) con Monospecchio

Todos los Testarossa son geniales. A pesar de que sean enormes, pesados y, según los estándares modernos, no precisamente delicados de conducir. Sin embargo, menudo icono del buen estilo. Son un símbolo dolorosamente impresionante de los excesos de los ochenta.

Y los más ochenteros son las primeras versiones 'Monospecchio' -literalmente 'un espejo', en español-. Porque, por supuesto, absolutamente todo lo mundano suena espectacular si lo dices en italiano. Más tarde, los Testarossa obtuvieron dos retrovisores exteriores, uno montado en la base de cada pilar A, de una manera mucho más convencional. 

Eso hace que estos coches con un solo espejo sean más raros, más valiosos y se coloquen en un club exclusivo. Ese club es el de los 'viejos superdeportivos italianos con espejos tontos de corta duración'. Y aquí está el siguiente miembro...

Lamborghini Countach LP400 Periscopica

Lamborghini Countach LP400 Periscopica

El Lamborghini Countach original de 1975 era una pieza de equipamiento muy pura y de aspecto elegante. Todo ello, antes de que los alerones, las tomas de aire y la locura de las versiones posteriores y más rápidas lo convirtieran en un ícono de los excesos de la década de 1980. 

Incluso presentó una intención de ser fácil de usar. Los primeros 150 ejemplares presentaban algo llamado 'Periscopica': básicamente era una ranura cortada en el techo y un espejo retrovisor montado más arriba, lo que permitía al conductor mirar hacia atrás directamente a través del techo, no sobre el motor.

Fue una idea. Desafortunadamente, en realidad fue maravillosamente inútil, por lo que Lamborghini descartó el truco y simplemente aceptó que el Countach tenía la capacidad de vista exterior de un búnker nuclear. 

Estos primeros Countach tan raros ahora cuestan más de 800.000 euros en una subasta. Consejo de Top Gear: recuerda verificar si hay daños por aparcamiento antes de comprar. O pegue plástico de burbujas en la pared de tu garaje. Más vale prevenir…

Ferrari LaFerrari

Ferrari LaFerrari

Ferrari no ha olvidado el arte de colocar espejos absurdos en sus buques insignia V12. Solo mira el tamaño de los del LaFerrari: son enormes. Los propietarios con prisa probablemente consigan 10 km/h de velocidad máxima simplemente cambiándolos por cámaras más aerodinámicas, eso sí.

Lexus LFA

Lexus LFA

Todo sobre el superdeportivo V10 de Lexus trataba sobre la atención a los detalles. El tejido de carbono, el ruidoso motor de 4,8 litros, incluso la botella del líquido limpiaparabrisas estaba enterrada profundamente dentro del chasis para ayudar a la distribución del peso. 

Ahora mira más de cerca los espejos. Esa superficie curva con cuatro pequeñas aletas fue pulida y moldeada para guiar el flujo de aire por el costado del coche y forzarlo hacia la entrada de aire del radiador situada en las caderas del LFA. ¿Usar un espejo para ayudar al flujo de aire? Eso es frikismo propio de la Fórmula 1. Fabuloso.

Honda e/McLaren Speedtail

Honda e/McLaren Speedtail

Un ejemplo del doble problema del futuro de los retrovisores de los coches para terminar. ¡Y otro capítulo glorioso en la relación McLaren-Honda! Más o menos... 

No es que el automóvil urbano eléctrico Honda e carezca de atractivo, pero ¿no es excelente saber que sus cámaras rechonchas y pequeñas son muy similares a la disposición de los retrovisores exteriores del hiperdeportivo Speedtail de McLaren? Los del McLaren también se retraen para lograr mayor velocidad.

Qué garaje para dos coches sería este...

Y además

Nuestros mejores vídeos