Diez hatchbacks con motor central que han dejado huella

Todos son recordados por diferentes motivos...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Renault 5 Turbo

El año 2018 está a punto de pasar la bandera a cuadros, y qué mejor forma de despedirlo que de una forma espectacular: aquí tienes un ranking de 10 hatchbacks con motor central que han dejado huella. Sí, el postre perfecto al plato que te servíamos hace unos días, 15 de los coches más rápidos y potentes de 2018.

Y es que la especie de los hatchback ha engendrado a lo largo de los años algunos clásicos realmente espectaculares -y otros menos exitosos- que hoy queremos recordar. Una forma contundente de dar un volantazo a 2018 y abrir las puertas a 2019.

Renault Clio V6

RenaultSport Clio V6

La criaturita de Renault Sport equipaba un motor 3.0 V6 de 255 CV que catapultaba sus 1.400 kilos: solo necesitaba 5,8 segundos para alcanzar los 100 km/h, y su velocidad máxima eran unos nada despreciables 246 km/h. Un poco de subviraje y mucho espíritu ‘insane’ a bordo de este Renault Clio tan especial.

Peugeot 205 Turbo 16

Peugeot 205 Turbo 16

Podía parecerse al Peugeot 205, pero lo único que compartía el T16 con la versión normal eran los marcos de las ventanillas. Era motor central (obvio), turbo y tracción a las cuatro ruedas. Contaba con 405 CV, casi cuatro veces la potencia del emblemático Peugeot 205 GTI. El Peugeot 205 T16 fue el coche del Grupo B más exitoso de la historia.

Austin Metro 6R4

Austin Metro 6R4

Solo hay un Austin Metro aceptable, y lo estás viendo. Eso es porque no es realmente un Metro, es un coche de carreras. Y, como el Peugeot 205 T16, nos visitó desde la dimensión del Grupo B. El Austin Metro 6R4 tenía una tracción permanente a las cuatro ruedas y un V6 de 3,0 litros y 400 CV.
 

Renault 5 Turbo

Renault 5 Turbo

Al igual que el Peugeot y el Metro, el Renault 5 Turbo se construyó para su homologación en competición, aunque esta vez para el Grupo 4 (el precursor del Grupo B). El motor turbo de 1,4 litros fue desplazado desde la parte delantera hacia el centro, y la tracción pasó al eje posterior. Y aunque sus 160 CV no parecían gran cosa a priori, gracias a sus escasos 970 kg llegaba a los 100 en 6,6 segundos. Su velocidad máxima era de 210 km/h. Cifras importantes... 

Toyota Aygo Crazy

Toyota Aygo Crazy

De acuerdo, oficialmente no era un coche de producción, pero es un hatchback, tiene motor central y es una locura. El Toyota Aygo Crazy tenía un motor VVTi de 200 CV procedente del último Toyota MR2, encargado de tirar de sus 1.000 kilos. Inexplicablemente, los ingenieros quitaron el ESP, la dirección asistida y el servofreno. Lo que lo hizo... peor. A Timo Glock no parece importarle.

Volkswagen Golf W12

Volkswagen Golf W12

Todos los años, los fans del Golf GTI acuden a un lago en Austria (Worthersee) para presumir de coche. Y cada año, Volkswagen les entrega un pequeño regalo para agradecerles su lealtad. En 2007 fue este Volkswagen Golf W12: el eje trasero de un Gallardo, el motor W12 twin-turbo 6.0 650 CV de un Bentley Continental y algunos componentes del Audi R8. De 0 a 100 en 3,5 segundos y 325 km/h de velocidad máxima.

Hurst Hemi Under Glass

Hurst Hemi Under Glass

Construido en 1965 para las ‘drag race’ por la gente de Hurst, el Hemi Under Glass fue diseñado con la singular tarea de quemar rueda. Hurst eligió un Plymouth Barracuda porque tenía una enorme ventana trasera por la que podía verse su brillante motor Hemi V8.

Talbot-Matra Murena

Talbot-Matra Murena

Además de parecerse a una cuña de queso espacial, el Talbot-Matra Murena tenía tres asientos, al igual que el McLaren F1. Por desgracia, era un poco diferente... en todo lo demás. Permitía elegir entre el cuatro cilindros 1.6 del Peugeot 205 GTX o el 2.2 del Citroen BX 4TC. Con este último alcanzaba los 100 en, eh, 9,2 segundos. Pasó a mejor vida tras tres años de vida. La fábrica comenzó a producir en su lugar el Renault Espace.
 

Nissan Micra R Concept

Nissan Micra R Concept

Corría el año 2004 cuando Nissan construyó esto: un Micra de 265 CV que alcanzaba los 240 km/h y que necesitaba menos de cuatro segundos para ponerse a 100. En el interior contaba con un cambio secuencial de 6 velocidades, una jaula antivuelco que incrementaba su rigidez un 30% y poco más… Eso sí, Nissan mantuvo en el coche su cierre centralizado, los elevalunas eléctricos y los posavasos.

Renault TwinRun

Renault TwinRun

Un adelanto del Renault Twingo con motor trasero y fruto del marketing. Este Renault TwinRun contaba con un motor V6 de 320 CV y tracción trasera. No fue la mejor idea de la marca francesa...

Lecturas recomendadas