Pasar al contenido principal

La inesperada víctima de los coches eléctricos: la radio AM

Golf Mk2 radio

Hay un problema de interferencia con los motores eléctricos

Generaciones y generaciones hemos crecido escuchando la radio ya fuera en el coche de papá o en casa de los abuelos. Los que ya crecimos con la FM en marcha recurríamos a la AM cuando, donde estábamos, había poca frecuencia modulada. La Onda Media era la tabla de salvación para escuchar el Carrusel o las noticias del día.

Ahora, esa Amplitud Modulada (AM) ha caído atrapada en las garras del ostracismo y los coches eléctricos serán, en un principio, quienes firmen su sentencia de muerte. El motivo es que hay un problema de interferencia de los motores EV que está sacando las bandas AM de los tableros de este tipo de automóviles.

Esta radiodifusión está sujeta a interferencias eléctricas, que es una de las razones por las que el BMW i3 eléctrico se negó a incluirla en 2014. Como no podía ser de otra forma, Tesla renunció a la AM terrestre en el Model S alrededor de 2018, y no está disponible en sus unidades actuales. 

El Mercedes-Benz EQS EV no tiene AM de transmisión regular, y tanto Volvo como Audi han producido EV sin AM. El problema de la interferencia podría empeorar a medida que los vehículos eléctricos lleven motores eléctricos más grandes.

Durante la mayor parte de los últimos 100 años, el "entretenimiento en el automóvil" se proporcionó con una sola opción: la panoplia completa de la transmisión AM. En la década de 1960, la FM se convirtió en una segunda opción. Más tarde llegarían los complementos de ocho pistas, los casetes, los CD y, en la actualidad, música que emiten los teléfonos móviles.

Hoy en día se escucha bastante la radio en el automóvil, pero Eric Rhoads, presidente de Streamline Publishing, explicó que eso no ha impedido que las compañías automotrices predigan que las transmisiones AM y FM desaparecerán del tablero del automóvil. 

Pantalla giratoria de Bentley
Pantalla de radio actual.

La desaparición de la radio se ha esperado muchas veces, pero incluso hoy, el 86 por ciento de los encuestados en una encuesta de Jacobs Media dijeron que escuchaban la radio (en cualquier dispositivo) al menos una hora al día.

Las empresas automotrices consideran la radio demasiado profunda, que cuesta dinero y ocupa espacio y recursos en el tablero digital. Son los mismos motivos por los que se abandonó el reproductor de CD.

Y el problema de la interferencia es real. Según Consumer Guide (web), los motores eléctricos de los vehículos eléctricos “tienden a generar interferencias electromagnéticas con la radio AM… La fluctuación rápida del voltaje da como resultado una interferencia electromagnética de baja frecuencia y alto nivel que llega a la radio", detalla la publicación. 

"Las frecuencias electromagnéticas generadas por los motores EV son comparables en longitud de onda a las señales de radio AM... Porsche, por su parte, ha advertido que esta interferencia puede provocar sonidos estáticos y crepitantes. Otros fabricantes de automóviles señalan posibles molestias de audio como distorsión, zumbidos y desvanecimiento de la señal”, agrega.

Y además

Buscador de coches