Lightyear se va a la bancarrota: adiós al coche eléctrico solar

Prueba del coche solar Lightyear 0

La compañía holandesa sufría de graves problemas económicos y finalmente, no ha podido superar un bache que ahoga el sueño del Lightyear 2.

Hemos hablado en varias ocasiones de la marca Lightyear de coches eléctricos. Una compañía con sede en Países Bajos que apostaba fuerte por un vehículo capaz de recargar su batería mediante un techo de paneles solares. Ahora, sin embargo, se ha declarado en bancarrota.

La empresa detrás de la marca es Atlas Technologies B.V y hace unos años lanzó el Lightyear 1 como un prototipo para mostrar su idea al mundo. Se iban a fabricar 10 unidades pero los retrasos nunca dejaron al coche ver la luz.

¡Estos son los coches eléctricos más aerodinámicos del mundo!

Con solo 400 kilómetros de autonomía y un precio de 150.000 euros, estaba claro que no era una buena apuesta. De hecho, ya se encontraban desarrollando el Lightyear 2 como un avance de la tecnología, que es realmente interesante. De hecho, cabe destacar que el Lightyear 0 fue el coche con menor coeficiente aerodinámico del mundo para calle.

Desafortunbadamente, un tribunal del país holandés ha nombrado a una entidad externa como gestora de la compañía durante las próximas semanas o meses hasta que se decida el futuro de todos sus activos y bienes. De hecho, había un pedido oficial de 10.000 unidades del Lightyear 2 realizado por Arval (la mayor empresa de alquiler de coches de Europa) que por el momento, queda en nada.

Aún no ha habido más comentarios al respecto, aunque el escenario de la desaparición de la compañía es factible para poder hacer frente a deudas con proveedores o empleados, que actualmente no están cobrando sus sueldos.

Pequeñas marcas de coches eléctricos: mucho más complicado para crecer

El Lucid Air es el gran competidor del nuevo Ronin.
El Lucid Air es el gran competidor del nuevo Ronin.

Los tiempos de compañías como Pagani o Koenigsegg van a quedar lejos. Hace años, una marca podía empezar a hacer coches (al menos de lujo) con relativa facilidad. Crecer era posible, poco a poco. Incluso en la actualidad. Que se lo digan a Hennessey.

Sin embargo, el dilema tecnológico y de público objetivo que presentan los coches eléctricos es enorme y puede llevarse por delante a muchas compañías de este tipo, sin un soporte detrás que sustente con fuerza sus inversiones, fábricas, etc.

Otro ejemplo de una marca que debería ir con pies de plomo (aunque con un concepto presentado bastante más atractivo que Lightyear) es Lucid. Los estadounidenses ponen su foco en las berlinas de alta capacidad energética y con precios bastante por debajo de los 100.000 euros. Habrá que ver su desarrollo en el futuro, aunque esperemos que todo vaya a mejor.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Tecnología