Pasar al contenido principal

Mahle, el motor para coche eléctrico que nunca se cansa

motor eléctrico Mahle

Se fundamenta en su sistema de refrigeración

Cuando se publican novedades sobre tecnología, los profanos de la sala (entre los que me incluyo) podemos asombrarnos, sorprendernos, quedarnos indiferentes o, simplemente, no creernos nada. Los avances vuelan y muchos vienen para quedarse. 

Mahle, una de las empresas punteras en componentes para automóviles, ha desarrollado un motor eléctrico, que, asegura, es el más duradero del mercado, es decir, que nunca se cansa.

Tiene un rasgo distintivo respecto a otros propulsores que es su sistema de refrigeración. Este permite que el SCT (Superior Continuous Torque) pueda funcionar a altos niveles de potencia durante un período de tiempo ilimitado. El resultado es un motor que, además de lograr una potencia nominal del 90 por ciento, es compacto y ligero, lo que es ideal para el uso diario.

Mahle destaca en su campaña de promoción el "salto tecnológico" que dan en el mundo de la automoción, gracias al sistema de refrigeración por aceite integrado, que además de encargarse de la refrigeración en sí, también tiene la opción de utilizar el calor residual resultante del sistema general del vehículo.

Como puntualización, debemos decir que los motores eléctricos ofrecen dos cifras de potencia. La potencia punta es la máxima que pueden llegar a alcanzar, aunque sólo en periodos cortos de tiempo y repeticiones limitadas. Y la segunda es la potencia continua, que es menor porque el variador se sobrecalienta bajo una carga alta obligando a reducir la intensidad.

“Es fácil construir grandes motores eléctricos que brinden un alto rendimiento a corto plazo. Lo que todavía faltaba en el mercado hasta ahora eran unidades duraderas pero compactas para hacer vehículos eléctricos sin restricciones para el uso diario”, dijo Martin Berger, Jefe de Investigación e Ingeniería Avanzada del Grupo en Mahle. “Nuestro nuevo motor eléctrico SCT es la solución”.

Para ejemplificar lo que puede ser el uso de este motor que no se cansa, en la compañía alemana explican el uso el de un camión eléctrico que tiene que completar recorridos como una subida a un puerto de montaña. O también un coche también eléctrico que necesita hacer aceleraciones a fondo de forma repetida, como en un circuito. 

¿Cómo está diseñado el SCT? Pues bien, tiene un motor síncrono (PSM) con imanes permanentes de neodimio en el rotor, lo que hace posible el diseño compacto con alta densidad de energía. Aun así, para lograr una mayor independencia de los precios de las materias primas y los desarrollos geopolíticos, Mahle ofrece el SCT sin imanes y, por lo tanto, sin metales. 

motor eléctrico Mahle (2)

En las baterías de esta marca se emplea la transmisión de potencia inductiva, es decir, sin contacto, lo que permite que el motor funcione sin desgaste y con una elevada eficiencia a altas velocidades. Una eficiencia que, en este caso, es superior al 95 %, según afirma el fabricante.

Este nuevo motor es adecuado para su implementación en turismos, vehículos comerciales, maquinaria de construcción y tractores. Su presentación oficial será en septiembre de este año, durante la celebración del IAA Transportation de Hannover.

Y además

Buscador de coches