Pasar al contenido principal

¿Qué tipo de coche es el Cupra UrbanRebel?

Galería: Cupra UrbanRebel en acción.

Este coche 100% eléctrico quiere volver a poner a la marca en lo más alto

En un mundo de la automoción en el que la carrocería reina es la SUV, siempre es bienvenido aquel que rompe esquemas y se sale de las normas. El sector automotriz está necesitado de coches como los de antes, que estén entre el segmento B y C para públicos menos pudientes y más deportivos. En ese terreno va a circular, a partir del 2025, el Cupra UrbanRebel.

La división deportiva de Seat pretende que este nuevo coche 100% eléctrico vuelva a poner a la marca en lo más alto, como ya sucediera con otros modelos. El referente, que todavía no tiene un nombre fijo (se rumorea que puede acabar llamándose Cupra Raval), es una mezcla de segmentos. Pero si te paras a observarlo, ¿qué tipo de coche crees que es?

No es un SUV, ni un turismo al uso, pero da la sensación de ser un monovolumen compactado y corpulento. Tiene una buena distancia respecto al suelo y una altura que bien podría ser considerado un monovolumen del segmento B. La parte baja de las puertas laterales se encarga de reforzar esa sensación, ya que engaña al ojo haciendo parecer que es más alto de lo que es en realidad.

A pesar de su carrocería con rasgos poderosos y fibrados, su longitud total se queda acotada en 4,03 metros de largo. Por ejemplo, es más corto que un Volkswagen Polo actual, que mide 4,05 metros de largo. Asimismo, presenta una generosa anchura de 1,97 m (contando los retrovisores) y una altura de 1.576 mm, es decir, 39 mm menos que un Seat Ateca. 

Técnicamente presenta una plataforma de nuevo desarrollo con sello Seat. Se denomina MEB Small, y en la versión más capaz rendirá 226 CV de potencia, lo que deriva a una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en 6,9 segundos. En la parte de batería y autonomía, un paquete de 58 kWh de capacidad netos otorgará al modelo de producción una autonomía de hasta 440 kilómetros.

Galería: Cupra UrbanRebel en acción.

Si nos centramos en su coste, la versión más básica, que será la que se sitúa en el rango de precios de entre 20.000 y 25.000 euros, presumiblemente hará gala de una potencia y autonomía más comedidos. Previsiblemente habrá una versión con 45 kWh de batería y una potencia menor, en la que la autonomía podría rondar entre los 350 y 400 kilómetros homologados.

Una vez en su interior, vemos que el salpicadero está organizado alrededor del conductor. Es como estar en un cockpit, la pantalla central está orientada hacia el conductor y el túnel central, muy alto, lo separa del resto de los pasajeros.

De igual manera, llama mucho la atención la franja en la base del parabrisas, cual head-up display formato XXL, y que rodea parcialmente los pasajeros delanteros. Además, es capaz de proyectar toda clase de información.

Y además

Buscador de coches