Pasar al contenido principal

Así se las gasta un Bugatti Chiron en el ‘drag strip’

1.500 CV de diversión.

Imagen de perfil de Álex Morán
Bugatti Chiron

La mayoría de los compradores de hiperdeportivos los adquieren por coleccionismo y/o especulación, lo que los relega a meros objetos de exposición, dejándonos con las ganas de comprobar si realmente son tan buenos como proclaman los fabricantes. Por eso celebramos cuando alguien decide darle el uso que merece a su coche, como es el caso de este Bugatti Chiron.

VÍDEO: Bugatti Chiron fabricado con piezas LEGO que... ¡funciona!

Su dueño, que según reza el vídeo se ha dejado 3,4 millones de dólares en el coche, por lo que debe ir cargado de extras, decidió hacer un buen uso de él, así que lo llevo a correr a carreras de aceleración. Posiblemente sea una de las pocas veces que veamos a un Chiron hacer esto.

Y lo mejor es que, además de hacer dos tandas distintas, en una de ellas no activó el ‘launch control’ del coche, mientras que en la segunda puso a funcionar todas las ayudas posibles, lo que a la postre sirve para ilustrar lo importantes que son.

Bugatti de cuatro puertas: podría ser así

En la primera el Bugatti Chiron acelera de 0 a 100 km/h en 3,84 segundos, alcanza los 160 km/h en  6,2 segundos, llega a 241 km/h en 10,71 segundos y cruza la línea del cuarto de milla en 11,04 segundos a una velocidad de 244 km/h. Los números no son malos, pero distan bastante de lo que cabría esperar del Bugatti.

Ahora bien, en la segunda, con todo conectado, la cosa cambia mucho. Solo tarda 2,66 segundos en alcanzar los 100 km/h, necesita 5,1 para llegar a 160 km/h y en 9,72 se pone en 241 km/h. Además, cruza la meta en solo 9,9 segundos, bajando de la barrera de los 10, que suele ser el objetivo.

Lecturas recomendadas