Pasar al contenido principal

BMW 3.0 CSL: vuelve el icono, con 560 CV y limitado a 50 unidades

BMW 3.0 CSL
BMW

El punto final de la celebración de los 50 años de BMW M es el regreso del BMW 3.0 CSL, con un deportivo limitado a 50 ejemplares que cuenta con 560 CV de potencia.

Fue allá por el año 2015 cuando BMW quiso recordar al icónico BMW 3.0 CSL -aquí te contamos su historia- de los años 70 con un concept llamado 3.0 CSL Hommage. En un principio, aquello no fue más allá y se dio por hecho que ese modelo no llegaría a la producción, pero después se supo que llegaría a las carreteras. Ahora se ha desvelado su versión final, de la que solo se fabricarán 50 ejemplares.

Este es el gran final de la celebración de los 50 años de la división M de la firma de Múnich. Se trata de un deportivo muy especial, fabricado a partir del BMW M4, pero que cuenta con una enorme cantidad de cambios. No es difícil creerlo, ya que su estética deja claro que esto es algo muy diferente.

Nuevo BMW 3.0 CSL
BMW

Si miramos el diseño del nuevo BMW 3.0 CSL, podemos ver una clara inspiración en el modelo de la década de 1970, pero también con elementos propios. Por el frente se encuentra una gran parrilla con los dos riñones, así como un capó y un paragolpes muy musculoso. De hecho, todo el coche tiene esta apariencia, en parte gracias a sus anchos pasos de rueda.

Debajo de estos elementos podemos ver unas llantas forjadas de 20” delante y 21” detrás. Sin embargo, es la trasera de este deportivo lo que más llama la atención, con una reinterpretación de los dos alerones del coche original: uno en el techo y otro en el maletero. Finalmente, un paragolpes con un difusor y las cuatro salidas de escape es lo que cierra la zaga.

Con este diseño, es evidente que el 3.0 CSL llama la atención sin esforzarse, pero también ayuda a esto la propia pintura. Aquí se ha combinado el color blanco con los tonos de BMW M y buena parte de todo el trabajo se ha realizado a mano, en un total de 134 procesos de pintura para cada coche.

Eso sí, si todo lo reseñable en este modelo se limitase al apartado estético, no sería tan sorprendente. Como muchos sabéis, las siglas CSL hacen referencia a “Coupé”, “Deportivo” y “Ligero” en alemán. Por ello, esta última cualidad también se ha tenido en cuenta esta vez, aunque no se ha desvelado aún el peso total del vehículo.

Lo que sí se sabe es que se ha utilizado plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP) en casi todo el deportivo, así como se ha eliminado casi todo del material aislante. Además de esto partes como el capó, la tapa del maletero, uno de los alerones y las taloneras son de fibra de carbono. Eso sí, la ligereza también se ha trasladado al habitáculo.

Por ejemplo, en el interior del nuevo BMW 3.0 CSL se han eliminado los asientos traseros en favor de un lugar de almacenamiento para cascos. Asimismo, los asientos son de fibra de carbono, material que puebla buena parte de esta zona. Se combina a su vez con la Alcantara, presente en elementos como el volante.

Motor del 3.0 CSL: Seis cilindros y 560 CV

Sea como fuere, si hay algo realmente sobresaliente en este coche, es toda la parte mecánica y de ingeniería. El motor de este modelo es un seis cilindros en línea de 3 litros biturbo, el cual ha sido mejorado para entregar 560 CV de potencia y 550 Nm de par. Esto supone un aumento de 50 CV respecto de un M4 Competition.

No sabemos aún en qué cifras de aceleración y velocidad resulta la mejora en este propulsor, pero es evidente que proporcionará unas grandes sensaciones al volante. Más aún será así si tenemos en cuenta que está asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades, la cual transmite la potencia exclusivamente al eje trasero.

Sin duda, esa es una combinación sobresaliente y hay más detalles que solo mejoran el conjunto. Por ejemplo, se incluye un diferencial M activo y una suspensión adaptativa M, así como una dirección M Servotronic para garantizar el mejor manejo. Asimismo, el control de tracción cuenta con 10 niveles para que puedas divertirte sin arriesgarte más de la cuenta.

Nuevo BMW 3.0 CSL
BMW

De esta forma, todo este despliegue viene acompañado de un potente equipo de frenos carbocerámicos con discos de 400 mm delante y 380 mm detrás. Asimismo, en el eje delantero hay pinzas de seis pistones, mientras que atrás cuentan con uno. 

En definitiva, estamos ante un coche que se convertirá en el sueño de muchos, pero que solo los más afortunados podrán tener. Por ahora, el precio del BMW 3.0 CSL no se ha dado a conocer, pero un coche tan especial y limitado a 50 unidades no suele ser asequible. Siempre podemos soñar despiertos, al menos… 

BMW

Modelos populares

Ver todos los modelos

Y además

Buscador de coches