El Bugatti Mistral W16 está en su fase final de producción

Bugatti Mistral
Foto del redactor Gustavo López Sirvent

Gustavo López Sirvent

El nuevo roadster de la empresa francesa se está sometiendo a unos exhaustivos controles en apartados como accidentes, velocidad, seguridad, eficiencia o durabilidad que le permitan estar listo para llegar a producción a finales de este año. Se espera que pueda alcanzar más de 420 km/h.

Los anuncios y comunicados de Tesla y en concreto de Elon Musk suelen levantar polvareda, pero los de Bugatti y sus nuevas producciones levantan pasiones, admiración y envidia (por qué no decirlo). Y es que la firma francesa está a punto de finalizar las pruebas del Mistral, un roadster con motor W16 que se ha sometido a las más estrictas pruebas de calidad.

Emilio Scervo, director de tecnología de Bugatti Rimac, señaló que se están acercando al final de los test. "Desde las etapas iniciales de validación hasta las pruebas intensivas de resistencia, cada aspecto del desarrollo del Mistral está planificado y ejecutado con precisión. Es el máximo ejemplo de nuestra dedicación a establecer nuevos estándares en el diseño del roadster", dijo.

Los rigurosos ensayos de accidentes que ya se han realizado con éxito han permitido comprobar la capacidad del Mistral para proteger a los ocupantes en caso de colisión. Se trata de una fase esencial dada la integración de un nuevo monocasco en el diseño y una parte vital para obtener la homologación en mercados como Estados Unidos o Europa.

Ahora, tras haber completado también la evaluación aerodinámica en octubre y haber puesto a prueba el W16 y su transmisión en el dinamómetro para garantizar que ofrecen el rendimiento esperado, Bugatti está sometiendo al Mistral a una serie de pruebas que analicen la seguridad, las emisiones, la resistencia y la facilidad de conducción.

Las pruebas en carretera del Bugatti Mistral son exhaustivas. El Prototipo 2 ya ha recorrido una distancia de 32.000 km, lo que demuestra su adaptabilidad y capacidad de durabilidad. Estas pruebas en carretera han llevado al Mistral a través de diversos terrenos, a grandes altitudes en las montañas, al nivel del mar e incluso en condiciones de tráfico intenso. 

De cara al futuro, Bugatti llevará los límites aún más lejos añadiendo otros 5.000 kilómetros en la pista. Con este riguroso régimen, Bugatti acumulará un total de 40.000 km solo con este vehículo, una cifra que aún no han alcanzado la mayoría de los coches de clientes habituales de la firma.

Buscando más de 420 km/h

Se espera que uno de los aspectos más desafiantes de este último proceso de pruebas sea la verificación de la velocidad máxima. Sin embargo, esto será sólo cuando los ingenieros se enfrenten al desafío logístico de encontrar una pista adecuada que permita al Mistral alcanzar con seguridad más de 420 km/h. En la empresa gala se confía en que batirá récords.

“Estamos planeando realizar la prueba final de alta velocidad en una de las pocas pistas en el mundo que nos permiten realizar la prueba en condiciones seguras. Sin embargo, en el momento en que tengamos acceso a esa pista, alcanzar la velocidad máxima ya no será un problema”, agregó Emilio Scervo.

A medida que se acerca al final de su viaje de pruebas, se espera que la producción del roadster más aerodinámico y emotivo de Bugatti hasta la fecha comience a fabricarse en el taller de Molsheim a finales de este año.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Coches nuevosroadster, Coches descapotables,