Las cuatro razones por las que el récord del Hennessey Venom F5 podría no cumplirse

Cuatro razones como cuatro ruedas.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Lo que ves sobre estas líneas es la marca alucinante que logró el Hennessey Venom GT Spyder. Pero la compañía quiere ir un paso más allá: el récord del Hennessey Venom F5 pretende supera la mítica cifra de las 300 millas por hora (es decir, los 482 km/h). Es un objetivo loable (que se lo digan a Bugatti o a Koenigsegg, también en esa búsqueda), aunque los chicos de Jalopnik nos hablan de cuatro razones por las que podría no conseguirlo. Sus cuatro neumáticos, concretamente.

 

 

Ya te hemos contado muchas, muchas cosas sobre el Hennessey Venom F5. Acabamos de conocer su interior, pero quizá no hemos comentado nada sobre sus cubiertas, justo lo que en Jalopnik ven como crítico a la hora de intentar batir esta marca. Se trata de unas Michelin Pilot Sport Cup 2, diseñadas originalmente de forma específica para el Bugatti Chiron. Han sido probadas para soportar la velocidad máxima del modelo, 420 km/h, y Koenigsegg ha demostrado que aguantan hasta 450 km/h.

Vídeo: así consiguió el Koenigsegg Agera RS batir CINCO récords de velocidad. CINCO.

Son los únicos neumáticos que puedes comprar si pretendes alcanzar cifras tan locas, ya que se han diseñado de forma específica para su utilización en modelos con muy, pero que muy altas prestaciones. En su construcción se usan materiales poco tradicionales y métodos que aseguran un comportamiento adecuado a velocidades normales… y también a otras completamente absurdas.

Pero eso no significa que aguanten algo tan tremendo como las 300 millas por hora. Hay que tener en cuenta las leyes físicas que actúan a ese ritmo, empezando por una temperatura en alarmante aumento. Aunque John Hennessey cree que resistirán, ya que el Venom pesa menos que el Chiron. Es necesario meter en la ecuación más factores, como las fuerzas que deben soportar, y aquí hay opiniones para todos los gustos. Se admiten apuestas…

Lecturas recomendadas