El Hennessey Deep Space será desvelado en 2023

hennessey deep space

Su prototipo será casi idéntico al coche de producción

Texto original de Vijay Pattni

El mismísimo viaje a la luna de Hennessey, el hiperdeportivo eléctrico de seis ruedas denominado Deep Space, será desvelado con un coche de muestra en 2023. Al menos, así nos lo han confirmado desde la propia firma, que apunta que buena parte del proyecto ya está desarrollado.

El diseño exterior está “terminado en un 80 por ciento”, mientras que el interior está a medio camino de donde el equipo necesita que esté. El equipo de Hennessey ha confirmado a Top Gear que veremos un coche de exposición el año que viene, el cual estará bastante cerca del modelo final que llegará en 2026.

Te interesa: Así es el Hennessey Deep Space

"Avanzaremos bastante rápido en términos de un prototipo", ha señalado el diseñador de Hennessey, Nathan Malinick. "Estamos haciendo mucho trabajo pesado ahora para no terminar con algo que no podamos producir con confianza. Entonces, lo que vais a ver -en 2023-, por loco que sea, será más o menos lo que vamos a producir", ha añadido.

Sobre el deportivo de producción, se sabe que se construirá en Texas, y Malinick ya ha notado cómo el campus del equipo ha crecido significativamente para hacer frente no solo al proyecto Deep Space, sino también a otras versiones del Venom F5. Ya sabemos que está en camino un F5 para circuito, pero Malinick ha confirmado que habrá otro.

¿Por qué un hiperdeportivo de seis ruedas?

En términos de por qué hacer un hiperdeportivo eléctrico de seis ruedas con los asientos dispuestos como un diamante, el jefe John Hennessey nos dijo esto: "Hace más de 10 años, apareció Tesla. Yo ya empecé a pensar en la electrificación, pero tenía que hacerlo de otra manera”, ha apuntado.

¿La solución? “Seis motores eléctricos que tienen un 50% más de potencia y también de agarre. Tendría una distancia entre ejes larga, pero eso da más espacio para crear un interior más grande y una batería más voluminosa”, ha señalado.

"Sé que Tyrrell y algunos otros coches de carreras han utilizado eso -las seis ruedas-, pero nadie lo ha hecho en un auto de calle", ha comentado Hennessey. Por supuesto, no en un modelo de carretera moderno y orientado al rendimiento… 

El Hispano Suiza H6A de la década de 1920 fue uno de los primeros en usar una configuración así, y ha habido algunos intentos de muy bajo volumen de los coches de calle Panther 6 y Covini C6W. Esto, más allá del esfuerzo de Tyrrell F1, pero no hay nada reciente que sea similar y no un gran SUV con un eje adicional encasquetado en la parte trasera.

hennessey deep space

En cuanto al interior, Hennessey ha expresado su admiración por Gordon Murray. “Siempre he sido un gran admirador -de él-, del McLaren F1 y del Speedtail, así como del T.50 con los tres asientos. Pensé en qué pasaría si tuviéramos el puesto de conducción central, dos asientos laterales con mucho más espacio para las piernas y un cuarto asiento en la parte trasera”, ha argumentado.

Por ello, habló con Malinick, quien le dijo que describiera la filosofía del diseño mientras él la esbozaba. “Agarré un sobre de banco de gran tamaño, lo dibujó y se le ocurrió el nombre 'Deep Space', porque está muy lejos”, ha mencionado John. 

Con esto, se dio lugar a un aspecto que promete no dejar a nadie indiferente, pero habrá más rasgos definitorios de este modelo y uno de ellos será su mecánica. En este sentido, si bien Hennessey aún no ha confirmado qué tecnología veremos en el Deep Space, admitió que probablemente la comprarán: “No tenemos la intención de crear nuestro propio motor, inversores o baterías”, ha mencionado. 

¿De dónde llegará la tecnología? Aún es un misterio. Sin embargo, en cuanto a las empresas que admira, ha mencionado a Lucid y Tesla. Especialmente a esta última: “Soy dueño de un Tesla Model S Plaid, realmente adoro ese coche y me encantaría tener al Deep Space como parte de la red Tesla Supercharging”, dijo.

2.000 CV y una carrocería con influencia aeroespacial

El equipo todavía apunta a las estadísticas sin procesar reveladas a fines del año pasado: 2.000 CV provenientes de un tren motriz de seis motores -uno en cada rueda-, junto con una batería capaz de entregar 965 km de autonomía. Todo ello, dentro de un chasis de carbono y de una carrocería con paneles de este mismo material.

Eso sí, esos paneles estarán formados con fuertes influencias aeroespaciales, según Melnick. “John tiene una fuerte conexión con la NASA y está realmente inspirado por lo que los astronautas han hecho en términos de exploración espacial e ir a la luna”, ha dicho a Top Gear.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: coches deportivos eléctricosHiperdeportivos, Motor